lunes, 1 de julio de 2019

Curiosidades de Quebec y de Montreal

¡Hola a todos! ¿Cómo están! Espero que genial a pesar del frío que está haciendo de este lado del Ecuador. Por fin voy a empezar a publicar sobre los dos viajes que hice a la región de Quebec este año (uno la segunda quincena de marzo y el otro última semana de junio). 


[tomado de acá vía Google imágenes]


Yo ya conocía Toronto, ciudad en la que estuve casi una semana en diciembre 2017, pero siempre había tenido muchas ganas de visitar la parte francesa de Canadá. Este año tuve la oportunidad de ir, no solo una, sino dos veces, así que prepárense para una catarata de posts de Quebec. Pero empecemos con las cosas que más me llamaron la atención: 

[foto tomada de acá vía Google imágenes]


Todos se mudan el 1º de julio


Sí, todos. A nosotros nos parece rarísimo porque acá firmamos contratos de alquiler en cualquier momento del año, pero allá los contratos son anuales y van de un 1º de julio al siguiente. Ese día es un feriado nacional, el "Día de Canadá" donde se conmemora la independencia del nuevo país respecto a la corona británica y los "quebecois" lo aprovechan para mudarse. Unos días antes empiezan a embalar sus cosas, deshacerse de muebles que ya no quieren (mi último día en Montreal en este segundo viaje fue el 30 de junio, por lo que llegué a ver todo esto, sobre todo considerando que el feriado este año cayó lunes, y pudieron aprovechar también el fin de semana anterior para hacer estas cosas) y prepararse para cargar todo en camiones. Incluso en el hostel en el que estaba quedándome conocí a una chica de otra ciudad de esta región, que había venido unos días antes para terminar de hacer unos trámites administrativos, y esperar al camión que trasladaba sus cosas a su nuevo hogar en Montreal el 1º.



[foto tomada de acá vía Google imágenes]


Hello Bonjour (o Bonjour Hi)


La primera vez que llegué a Montreal me sentía bastante insegura con cómo iba a manejarme con el idioma: si bien hablo inglés fluído, tenía un poco de miedo de que ellos no, ya que mi francés es bastante horrible (si, ya se que llevo cuatro años estudiándolo en la Alianza Francesa, pero no hay caso) y me pone muy nerviosa la perspectiva de tener que comunicarme con señas y palabras sueltas -como me pasó en Japón-. Pero ellos tenían todo planeado: cuando entrás a un lugar te saludan con un "hello bonjour" o un "bonjour hi" que te da la opción de elegir en que idioma querés seguir comunicándote. Esto pasa solamente en la ciudad de Montreal, pero en Quebec también hablan inglés muy bien, así que no van a tener ningún problema para manejarse si no saben ni una palabra de francés. Y si no hablan ninguno de los dos, pueden llegar a manejarse bien también: no sólo muchos de los trabajadores en los sectores de gastronomía y hospitalidad son latinos, sino que me pasó de encontrarme muchos franco-canadienses (sobre todo en la ciudad de Quebec) que hablaban un poco de español.



[la foto la tomé de acá vía Google imágenes]


Los impuestos y las propinas


Como en EEUU, los impuestos no están incluídos en el precio publicado de los distintos productos (a menos que expresamente digan "taxes incluses" en el cartelito). Lo que me pareció raro es que algunos productos no están afectados al impuesto, y el criterio para esto es que los productos de primera necesidad no tributan; un quebequense me explicaba que "una botella de agua mineral grande no lleva impuesto mientras que que una pequeña sí; un croissant común no tributa, mientras que uno relleno sí" y así con un montón de cosas que no recuerdo ni estoy encontrando en internet.

Las propinas son más elevadas que en Latinoamérica. Para no errarle, le pregunté a un amigo de allá cuánto debería dejar; me dijo que en líneas generales un 10% si compraba en un "counter" (o sea, la barra o mostrador, lo cual es muy común en las nuevas cafeterías que tan de moda se pusieron allá) o un 15% si me atendían en una mesa. Otro amigo me dijo que él no dejaba nada si no lo atendían en una mesa, pero no le hice tanto caso porque sé que es medio rata. Incluso en algunos lugares, al pagar con tarjeta, me aparecieron las mismas opciones de propina que en EEUU: 15, 18 y 20%.

Podemos pedir la cuenta o las cuentas, en plural


No sé si esto es en toda Canadá o solo en Quebec, pero me sorprendió mucho: acá en Argentina si vamos a un bar con amigos nos traen una sola cuenta para todos y tenemos que calcular cuánto dinero pone cada uno para pagarla. En Quebec y Montreal, en cambio, nos preguntan a las personas del grupo, al hacer el pedido, si vamos a querer una cuenta conjunta o cuentas separadas. También salí a cenar dos veces con un amigo de allá, una vez a un bar y otra a un restaurant, y fue él el que al pedir la cuenta especificó que iban separadas; no sé si no nos preguntaron antes porque pensaron que era una cita o porque la segunda vez era un restaurant y no un bar, pero la opción está en todos lados y si no se las ofrecen, pueden solicitarlas uds. Algunas cuentas calculan abajo el estimativo de propina, en distintos porcentajes, lo cual me resultó muy útil las veces que pagué en efectivo.



Nunca vieron llaves como las nuestras


En mi primer viaje a Montreal, buscando la tarjeta de crédito para pagar la entrada al museo, dejé mis llaves arriba del mostrador. La chica de la caja se quedó mirándolas un rato y me dijo (en inglés)  "que lindas llaves, son muy raras" (!). En mi segundo viaje me junté a comer con una chica que había conocido en el viaje anterior, y cuando las vio me preguntó si eran llaves de verdad y si podía sacarles una foto. Esta sorpresa de ellos me pareció muy simpática considerando que nuestras llaves no son tan extrañas realmente.

(así son las de ellos)


Si estuvieron en esta parte del mundo y algo les llamó especialmente la atención, agréguenlo en los comentarios. ¡Que tengan un hermoso día!

También escribí sobre curiosidades de Japón (1 y 2) y de Melbourne.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario