miércoles, 29 de mayo de 2019

Qué hacer en una escala o pocos días en Melbourne, Australia [Elige tu propia aventura]

¡Hola a todos! ¿Cómo los trata la mitad de la semana? Yo estoy con faringitis desde el domingo pero poniéndole muchas pilas igual. Hoy una amiga preguntaba en Facebook qué hacer en Melbourne ya que había quedado varada en esta ciudad (venía de Vietnam a Buenos Aires) y se me ocurrió hacer este post, ya que no escribí tanto sobre este destino, que me gusta mucho.

Voy a escribir las propuestas condensadas como para una escala en la ciudad, pero espero que la mini-guía también les sea de utilidad si visitan Melbourne por sólo 2 o 3 días.




Si llegan a Melbourne muy seguramente aterricen en el Aeropuerto Tullamarine (y si lo hacen en el de Avalon no entren en pánico, la misma empresa de transfer también opera allí) y según lo que les guste más, les propongo dos posibles itinerarios:


Para los fanáticos de las ciudades y el buen café:

Se toman el transfer Skybus hacia la Southern Cross Station (acá más infoprecios y horarios). Este servicio funciona las 24 horas, todos los días, generalmente cada diez minutos (checkeen en los links que puse dependiendo del día y horario en el que lleguen). A la ida yo compré el ticket online anticipadamente, y a la vuelta lo compré en la estación, en unas maquinitas autoservicio que tienen. Si saben que van a ir y volver en el mismo transporte y a/desde la misma estación, pueden comprar los dos juntos y obtener un pequeño descuento.

Si su escala también va a incluir una noche durmiendo en esta ciudad, les recomiendo sin dudarlo que se hospeden en el Hotel Ibis Kingsgate que queda a 300 metros de la estación y, como todo hotel Ibis, es accesible. Yo me hospedé ahí brevemente (apenas llegada a Melbourne, antes de mudarme a una habitación Airbnb por el resto del viaje) y me encontré con una habitación super cómoda, con un baño grande y una mesita con todo lo necesario para hacer café y té -incluso pequeños sobrecitos de leche en la heladerita, sin cargo extra). Yo no pagué por el desayuno buffet opcional -la ciudad tiene un montón de opciones a mejor precio- pero sí aproveché la buena atención del hotel que me hizo el favor de recibirme una compra online y guardarmela hasta el día de mi llegada. Les había preguntado antes por Facebook y me respondieron que no tenían problema de recibir paquetes (no tiene cargo extra, además), que quienes lo enviaran solo tenían que agregar a mi nombre la fecha de mi estadía. Cuando llegué e hice el check-in me entregaron mi paquetito.


El transporte es gratuito en el centro de la ciudad (CBD) y los Docklands (el "Puerto Madero" de Melbourne, justo al lado del "Central Business District") y conecta todo muy bien y rápido, por lo que la visita a la ciudad se convierte en un "elige tu propia aventura" lleno de opciones dependiendo del tiempo con qué contemos y lo que nos interese hacer. Les propongo algunas cosillas, para que elijan una o más:




El recorrido turístico circular

Si bien todos los tranvías son gratis en el centro (y cuando van a salir del centro avisan para que uno pase su tarjeta magnética) pueden simplificar todo aún más y subirse al tranvía del recorrido turístico, el número 35, que da la vuelta a todo el centro y tiene paradas en las atracciones más visitadas. Opera todos los días de 9.30 hasta las 18 de domingos a miércoles y hasta las 21 los jueves, viernes y sábados, con unos coches antiguos restaurados que van a poder reconocer fácilmente. 


Es genial para tener un pantallazo de todas las opciones a visitar y ubicarse espacialmente en la ciudad, además de que al ser antiguo es muy pintoresco. 

¿Les gusta el arte y sacar fotos?

Pueden decidir bajarse en el ACMI (museo de la "imagen en movimiento", cuya muestra permanente es muy interesante y de entrada gratuita), recorrer el Hosier Lane (callejón lleno de graffitis donde incluso podemos hacer uno nosotros), ver la Catedral de Saint Paul, pasear por el Federation Square, bajar a la costanera (la primera imagen del post es de ahí) y sacarle una foto a la estación de tren Flinders, imagen icónica de la ciudad:

Esta foto la tomé de acá, vía Google imágenes

Si son vegetarianos como yo, a unos metros tienen uno de los locales de Lord of the fries, que se define como un fast food "vegano, kosher y halal". Yo me pedí la hamburguesa de pollo, que se parecía tanto al pollo de verdad que tuve que repreguntarles si realmente era vegetariano. Tienen muchísimas sucursales y bastante variedad, lo que lo convierte en una gran opción.


Si todavía tienen bastante tiempo libre, muy cerca de ahí también pueden visitar la National Gallery of Victoria, cuya entrada es gratuita -excepto para algunas muestras puntuales- y que a mi me fascinó. Acá su web site oficial.

¿Son fanáticos de la historia?

Entonces hay dos lugares que tienen que visitar sí o sí, la biblioteca State library of Victoria y la antigua cárcel Old Melbourne Gaol, gracias a las cuales vamos a poder aprender un montón sobre los orígenes de la ciudad, su desarrollo y crecimiento, hitos como el período de "la fiebre del oro" y personajes icónicos como Ned Kelly.

En la biblioteca, que tiene un edificio in-cre-í-ble hay muestras muy interesantes; a menos de 300 metros está la ex-cárcel, que ofrece diferentes recorridos con la entrada general, e incluso tours especiales de noche. Yo hice ambos: el de día me gustó mucho porque el guía -lookeado como guardacárcel y haciendo participar a los visitantes- era muy copado; el de noche me pareció una propuesta super interesante, pero al estar "ambientado" en los 1800s, le entendí solo la mitad de lo que decía al guía que hablaba en un inglés australiano con muchos modismos mientras llevaba a cabo una actuación digna de película taquillera de terror, alumbrado por su propio farol y alternando gritos y susurros.

Saliendo de la cárcel están a 400 metros de la que muchos consideran la mejor pizzería de Melbourne, Mercadante. Sus dueños (italianos,obvio) atienden el lugar, junto a varios empleados super amables de distintas nacionalidades. Es especialmente famosa su "pizza de chocolate", que es es realidad un postre con nutella, crema, frutillas y chocolate. Tanto la pizza -a elegir entre muchas opciones- como el postre me parecieron espectaculares, por lo que los recomiendo sin dudarlo. El lugar es sencillo y los precios están en la media de los esperados para esta ciudad.



La "pizza de chocolate"


¿Les encanta caminar y recorrer?

Entre las dos propuestas anteriores se encuentran el Parlamento, que tiene visitas guiadas gratuitas, y el barrio chino que es super pintoresco. Ahí super cerca (300 metros desde dónde Google maps marca como punto al "Chinatown") está el shopping mall Emporium, que menciono únicamente porque tiene un stand-local de Zumbo, uno de los patissier más famosos del mundo entero. Ya hablé de sus tortas y de este local acá; los productos ahí se venden para llevar únicamente, pero podemos pedir un tenedor de plástico e ir comiéndolos mientras seguimos recorriendo la ciudad. 



Lo bueno de Melbourne es que tiene distintas redes de wi-fi gratuito (algunos se llaman como la ciudad, otros como la región, Victoria) por lo que vamos a poder estar conectados constantemente y manejarnos con los mapas de Google, que no solo nos recomiendan qué líneas tomar hacia nuestro destino, sino que además nos dicen en cuánto llega nuestro tranvía. La ciudad está tan bien conectada que podemos ver mucho si tenemos ganas y tiempo. Al ser gratuito el transporte dentro del centro (CBD, todos los lugares que mencioné hasta ahora están ahí) y en los Docklands (el anexo en la costanera, justo atrás de la Southern cross station, donde se bajaron del Skybus), podemos aprovecharlo para recorrer de punta a punta.

Si hicieron estos tres circuitos (el primero, el tercero y el segundo, o en cualquier otro orden) les quedaría por ver entonces los Docklands, a los que pueden llegar en tranvía gratuito, ya sea de línea o el turístico. Lo pongo a lo último porque es lo que menos atractivos turísticos tiene, si bien la zona es muy bella. Es ideal para caminar por la costanera y ver los edificios hermosos de la zona. Tiene solamente viviendas y oficinas de alta categoría y restaurantes caros, bastante formales, por lo que si tienen hambre les recomiendo que primero pasen (les queda de camino) por Five points, donde comí un increíble típico bagel australiano con una sopa de calabaza que se ganaron el título a lo más rico que almorcé en ese viaje, y luego crucen a los Docklands.



¿Prefieren un ambiente más bohemio / hipster?

Entonces se tienen que tomar el tranvía hacia Fitzroy. Como está en las afueras de la ciudad, tenemos que abonar un pasaje. La tarjeta se consigue en los Seven eleven, y la pueden cargar ahí mismo o en las máquinas que se encuentran en algunas paradas del tranvía. Para que se ubiquen les dejo un mapa, marqué este barrio en un cuadrado lila. No está lejos del centro, pero se siente "lejano" del caos, tiene otro ritmo. (Y no llegan ahí las redes de wifi gratis, así que bajense el mapa para usarlo sin conexión).



Fitzroy es famoso por sus grafittis y barcitos con onda, en los que suele haber happy hour los días de semana desde las 5 de la tarde. 




En este post les recomendaba dos cafés en esta zona (y otro en el CBD) y les contaba la historia del flat white, el café típico de Australia. Fitzroy (como casi todo el resto de Melbourne) tiene un montón de cafeterías muy interesantes.


Para los fanáticos de las playas y/o los parques de diversiones:




St. Kilda también está en las afueras de Melbourne, pero más lejos que Fitzroy y hacia el sur. Lo puse como una opción distinta a la de visitar la ciudad porque está mas distante (en el mapa pueden ver el CBD+Docklands en un círculo rosa arriba, mientras que St. Kilda está delimitado en el mismo color en el borde inferior de la imagen), porque si estamos en una escala no vamos a llegar a hacer los dos recorridos y porque Skybus ofrece un servicio directo (y con wi-fi, recuerden que fuera del CBD no tenemos redes gratuitas) a St. Kilda, lo cual nos simplifica las cosas si queremos pasar ahí nuestro día en Melbourne. Acá toda la info de ese transfer.




¿Que hay en St. Kilda? Una playa muy linda -yo estuve en pleno invierno, a principios de agosto, y se veía muy linda igual, la foto de arriba lo prueba-, un mercado los domingos desde las 10 de la mañana


bares y cafés (muchos aceptan solo efectivo, lo que no pasa en otras partes de Melbourne) y el parque de diversiones Luna Park al que le dediqué un post entero y al que me encantaría volver.




También podemos llegar a St. Kilda desde la ciudad, pero lleva más tiempo ir del aeropuerto a la ciudad y de ahí a St. Kilda porque la frecuencia del tranvía que nos tomaríamos desde Southern Cross station no es tan buena y además su recorrido tiene muchísimas paradas. Si tienen muchas muchas horas y muchas ganas de ver la ciudad Y St. Kilda les recomiendo que vayan primero a la playa con el transfer directo, y de ahí "vuelvan" pasando por la ciudad, por varios motivos:

- la ciudad queda más cerca del aeropuerto, por lo que ganan tiempo al estar yendo para ese lado;
- el transfer desde la ciudad al aeropuerto tiene mucha mayor frecuencia que el que sale desde St. Kilda hacia el aeropuerto, por lo que tienen mayor margen de error: si pierden un transfer que sale desde Southern Cross solo deben esperar unos minutos para subirse al siguiente, mientras que si pierden uno que sale de St. Kilda puede que tengan que esperar una hora por el próximo;
- si ven primero la playa y/o el parque de diversiones, para cuando llegan a la ciudad saben cuánto tiempo les queda antes de tener que irse al aeropuerto, por lo que pueden hacer la selección de atracciones a ver de acuerdo a eso;
- volviendo desde St. Kilda al centro tienen varias opciones de lugares donde bajarse, pudiendo elegir entonces descender del tranvía en el lugar mas conveniente para visitar lo que priorizan ver;
- y como los transfers salen de Southern Cross super seguido, pueden aprovechar más el tiempo y tener más flexibilidad para volver al aeropuerto.


Melbourne es una ciudad hermosa, por lo que les recomiendo a full que la visiten si tienen la oportunidad. Si ya lo hicieron, espero sus experiencias en los comentarios. Si no, y tienen alguna duda, dejenla abajo y la contesto a la brevedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario