lunes, 27 de agosto de 2018

La historia del Flat White + Probando cafés en Melbourne, Australia

¡Hola a todos! ¿Cómo están empezando la semana? Espero que genial ☺

El flat white es el café en boga en este momento. Montones de cafeterías lo pusieron "de moda" en estos últimos años en todo el mundo. De hecho, pueden tomarse uno en Santa Café, mi cafetería preferida de Buenos Aires.



[El flat white de Santa Café]

Pero su historia se remonta un poco más atrás: a los años 50s, en Melbourne, Australia, con la llegada masiva de immigrantes italianos después de la segunda guerra mundial. Melbourne tiene la comunidad italiana más grande del mundo fuera de Italia... y se ve que ellos no quisieron mudarse sin sus cafeteras [lo cual puedo entender perfectamente]. 

Si bien también hay una versión de que el flat white nació en Nueva Zelanda, no se sabe a ciencia cierta. Vendría a ser como la disputa de si el mate es argentino, paraguayo o uruguayo... Y promediando la primera década de nuestro siglo XXI, esta variante se expandió a otros lugares del mundo, como Inglaterra y EEUU [mismo Starbucks empezó a vender su versión] y, finalmente, llegó a estos lares.



[pizarra fuera de una cafetería en Melbourne]

¿Cómo se hace el Flat white?

Hay distintas versiones; en líneas generales es un café medio chico con dos shots de espresso, que permite apreciar mejor el sabor del café, y arriba una fina capa de leche vaporizada, pero con poca espuma. El resultado es un café mas fuerte que un latte, y más cremoso. 

Probando cafés en Melbourne

En líneas generales suelo tomar café espresso (solamente cuando sé que el café es lo suficientemente bueno para "bancarsela solo") o latte, que pruebo primero sin nada extra (en un salto de fé, lo sé) y que, en la mayoría de los casos, le termino agregando endulzantes.

Dicen que Melbourne es "la capital mundial del café", así que aproveché la oportunidad para vivir a café, "toasties" (tostados), bagels y croissants de almendras (además de las tortas de Zumbo que ya les voy contar). Y hubo dos en especial que me encantaron:




En Kapé, en Melbourne CBD (el centro), me tomé un latte glorioso. Acá tienen su dirección en Google maps y acá sus críticas en Foursuare. Es un local chiquito, más orientado a comprar "to go". El precio es el mismo que en todos lados, un café grande sale alrededor de 5 dólares australianos. También ahí compré una factura que estaba muy buena, desconozco que tenía, pero era grande y con relleno.




En Louis, en el bohemio barrio de Fitzroy, me tomé un flat white "too good to be true". Es un restaurante grande, pero yo entré y me pedí un flat white (small, obvio, como tiene que ser el flat white) "to go", basicamente porque me tenía que ir al aeropuerto -previa búsqueda de mi valija en los Docklands- pero había querido dar una última vueltita rápida por la zona. Acá tienen la dire en Google maps.


Bonus track

También les dejo una recomendación cafetera que me hizo a mí un francés que estaba viviendo en Melbourne: Grub food van, también en Fitzroy, al lado de Louis. Es un restaurante que además tiene un food truck afuera, con mesas y que, según Davide, vale realmente la pena. Mi plan original había sido ir ahí, pero como cuando llegué había gente esperando para sentarse, el food truck estaba cerrado, y no parecía que fuera fácil conseguir un café para llevar, tomé la  decisión(probablemente la mejor de mi vida) de ir a Louis, donde no solo me dieron el mejor flat white del mundo, sino que fueron muy expeditivos y amables. De todas maneras, si hubiera tenido más días en Melbourne, seguramente hubiera vuelto a Grub, que me recomendaron tan enfáticamente y que aparece como el segundo mejor restaurante de Fitzroy según Tripadvisor.




Y como, obviamente, comí todo lo que pude, en otro post voy a recomendar un par más de lugares en Melbourne. Si fueron y quedaron enamorados de algún sabor, por favor dejenlo en los comentarios! 😋

2 comentarios:

  1. Me dio hambre y unas ganas tremendas de tomar café por leer este post jaja
    Nunca tomé flat white, así que ahora está en mi lista de cosas para comprar cuando vaya a Mérida, después te cuento si encontré alguno a parte de Starbucks ;)
    te mando un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale Naty, y me contás! me dijo una amiga que probó el de Starbucks y le gustó, así que esa opción no es mala tampoco.
      ¡Que tengas un muy buen miércoles! :D

      Eliminar