lunes, 6 de mayo de 2019

Qué hacer en una escala en Ciudad de México

¡Hola a todos! ¿Cómo están empezando la semana? Yo con muy poca motivación realmente, creo que tiene que ver con que este mes no me voy de viaje a ningún lado. ¿Uds. tienen alguno planeado?

De los creadores de Qué hacer en una escala en San Pablo, llega esta guía para los que hayan comprado vuelos por Aeroméxico y tengan escalas largas. Yo tuve dos, una a la ida y otra a la vuelta.



A la ida llegaba al aeropuerto a las 16.05 y volvía a salir a las 00.15, lo cual me daba 8 horas, que en realidad fueron menos porque perdí mucho tiempo en migraciones. Entre que estaba muy cansada, que ya no llegaba a ver el Museo de bellas artes (cierra a las 17 hs) y que no tenía ganas de estar dando vueltas de noche por una ciudad que no conocía mucho, me quedé en el aeropuerto. Comí en Pizza Bar (167 MXN me salió la pita veggie y 59 MXN el jugo) y me compré un libro en el Dufry (385 MXN). Miré los souvenirs y las tiendas y aproveché que en este aeropuerto sí tenemos conexión a internet.


A la vuelta tenía más tiempo, llegaba a las 3 de la mañana y salía recién a las 6 de la tarde, lo que me daba 15 horas de escala.


Por suerte esta vez no había gente esperando para pasar por migraciones. Sí estuve un rato esperando que me confirmaran si tenía que retirar mi valija o no (se supone que en escalas de más de 12 horas hay que hacerlo) pero después de muchas informaciones contradictorias (que empezaron en el mostrador en Montreal y terminaron en la cinta en México, pasando antes por los anuncios de la tripulación en el avión y del counter de equipajes en el aeropuerto de llegada). Resultó que lo enviaban ellos a destino final. Me había pasado algo similar a la ida, donde algunas personas de mi vuelo tuvieron que "recoger sus maletas" y volver a "documentarlas" por un problema de la aerolínea, y otros no tuvimos que hacerlo. A la ida realmente me preocupaba esta situación (no quería llegar a Canadá sin el abrigo, más después de lo que me había pasado con la valija en San Pablo) pero a la vuelta ya ni me importaba si me la perdían, así que no le presté mayor atención y me fui a Starbucks a comprarme un café del día (54 MXN).

Les recomiendo que si vuelan por Aeroméxico o desde/hacia Ciudad de México presten mucha atención al equipaje que despachen, ya que el personal es especialmente incompetente en este aspecto. De hecho, les recomiendo que traten de no despachar nada; yo tuve que hacerlo por el volumen de mi valija con 15 días de abrigo para la nieve en Canadá, pero en general trato de llevar una carry on y mi mochila en todas las situaciones, para evitarme problemas.

Me quedé en el aeropuerto tomando café y leyendo hasta que se hicieron las 6 y, aprovechando que empezaba a amanecer, salí en un Uber. Info importante respecto a Uber en México: primero nos salen las opciones de los autos caros, y si swipeamos a la derecha, nos aparecen los más baratos: yo no sabía esto y me terminé tomando el Uber caro, que me salió 317 MXN; a la vuelta, en cambio, pagué 107,98 por el mismo trayecto.

Pasé a buscar por su casa a un amigo que había hecho en Montreal, Daniel, y fuimos a desayunar a "Lonchería Peltre" donde pagué 93 MXN por un café con leche enorme y un roll glaseado, también muy grande. Con las bicis de la ciudad recorrimos algo y después seguimos caminando.



Yo había estado en la Ciudad de México en enero 2013, pero no me acordaba de mucho... excepto de este asiento, que me puso tan contenta reencontrar que tuve que sacarme una foto.


Vi una exposición que me gustó mucho en el Museo del Estanquillo Colecciones Carlos Monsiváis, de entrada gratuita.



Que además tiene esta terraza con una vista increíble.

También fui al zócalo, y si bien no pude visitar el Museo de bellas artes porque era lunes y por lo tanto estaba cerrado, le saqué una re linda foto desde el balcón / terraza de Finca Don Porfirio, que está en el octavo piso del centro comercial Sears que está enfrente.


Los precios son un poco altos para los estándares mexicanos (la tisana y un jugo tipo frappé nos costaron 104 MXN, mientras que mas tarde almorzamos en La Casa de Toño por 150 MXN), pero la vista hace que lo valgan.



Al costado del Palacio de bellas artes está esta entrada de Metro "parisina" tan simpática e instagrameable rodeada además de un bellísimo parque. 



Después comimos en La casa de Toño (recomendadísima, todo es riquísimo y a buen precio; por los 150 MXN obtuvimos 1 sope, 1 plato de enchiladas, 1 tamarindo y 1 horcheta. Pueden ver el menú acá y las sucursales acá.) y después volví al aeropuerto, muy contenta de haber paseado por esta hermosa ciudad.

Si tienen dudas o recomendaciones sobre la Ciudad de México o las escalas en general, son muy bienvenidas en los comentarios. ¡Buena semana! :D

No hay comentarios.:

Publicar un comentario