martes, 15 de enero de 2019

El sur, capítulo 4: Punta Arenas, Chile

Siempre tuve el deseo de, mochila al hombro, recorrerme la Patagonia de ambos lados de la cordillera. Pero cada año terminaba eligiendo otros destinos más lejanos para las vacaciones, y quedándome así el Sur en la lista de pendientes. A finales de mayo, por fin, aprovechando una oferta de LATAM de canje de kilómetros, me subí a un avión y fui rumbo al sur. Decidí que si no podía contar con el tiempo para recorrer toda la zona en un mismo viaje, iba a hacerlo de a poco, "por capítulos": un mes después, en junio, estuve en San Martín de los Andes, y en septiembre próximo voy a estar sacándome una foto junto al cartel del "Fin del Mundo" en Ushuaia. Sigo debiéndome el lado chileno. Ya lo voy a visitar.

Y lo visité nomás. 


Fue un poco por casualidad: buscando dónde pasar el año nuevo (tenía que ser cerca porque contaba con pocos días, y poder costear el aéreo con millas porque no contaba con mucho presupuesto tampoco) terminé canjeando millas por un pasaje a Punta Arenas y crédito Airbnb por la primera noche de alojamiento (acá mi link de recomendación que también les da un descuento a Uds., y acá mis experiencias con la página)




Punta Arenas es una ciudad que no tiene tanto para ver pero que está relativamente cerca del famosísimo Torres del Paine; si bien Puerto Natales -"la puerta de entrada" al parque nacional- tiene un pequeño aeropuerto que funciona en temporada, éste no tiene muchos vuelos ni tan accesibles, por lo que la mayoría de la gente vuela a Punta Arenas y de ahí toma un bus (de tres horas) a Puerto Natales.

Llegué a eso de las once de la mañana del sábado 29/12 y me fui al mediodía del día siguiente, por lo que podemos decir que pasé un día en Punta Arenas, en el que hice lo siguiente:


Aproveché el día lindo y caminé por la costanera




Que una de las calles principales se llamara Presidente Julio A. Roca me sorprendió bastante. Más en la Patagonia. 




Me compré un café y una factura en una panadería y me senté en a la plaza central, donde una banda cristiana hacía música bastante bizarra;


Visité el "Centro cultural Braun-Menendez", que rankea tercero en las atracciones de la ciudad y primero en la lista de museos. La entrada es gratuita, y la disposición del museo bastante ecléctica: comienza con la muestra de los muebles y objetos de la casa de los Braun-Menendez (pioneros de la región para unos, oligarcas genocidas para otros) tal cual se hallaba en esa época; continúa con la historia de los aborígenes de la región y la conquista española, prosigue con una muestra de arte contemporáneo de mujeres chilenas (exposición temporal), y termina en el sótano, donde también se pueden ver partes conservadas de la casa original (las áreas de servicio) y una muestra (también temporal) con retratos del personal de la base antártica O'Higgins y algunos datos históricos. 




Gabriela Mistral, por Paula Rodig.



Le saqué fotos a los graffitis







Merendé en el café más famoso de la ciudad, Café inmigrante. Gran parte de los primeros pobladores de esta zona provenían de Croacia, por lo que muchos de sus descendientes habitan la región y, lo más importante de todo, tienen las increíbles recetas de tortas croatas.




Yo elegí la primera opción, que claramente estaba pensada para dos personas. Las tortas -a elección en esta opción- están en una carta aparte, que varía todos los días.





Además de lo que se ve en la foto (la torta es la "española", una de las más ricas que comí en mi vida), "la once" (como le llaman los chilenos a la merienda) traía medio "sellado" (tostado) y un vaso grande de jugo natural (yo pedí de frutilla, super rico). 





Todo esto, que no pude comerme, me lo envolvieron para llevar, y me lo fui comiendo los días siguientes.



La data sobre las compras se las debo, ya que no fui a la Zona Franca Austral, famosa por sus precios bajos exentos de impuestos, porque me quedaba lejos, tenía poco tiempo en Punta Arenas y estaba muy cansada. Si Uds. la visitaron, son más que bienvenidos a contarlo en los comentarios.


Info general

Yo me alojé en la casa de Ana Luisa, que tiene en alquiler dos habitaciones -la de adelante, en la que dormí yo, super amplia, cómoda y privada- y otra frente al baño, pasando el comedor. Ana Luisa es una persona super amable y muy cálida, y la super recomiendo;

Para ir del aeropuerto a la ciudad -que está a unos 20 o 30 minutos en auto- se puede tomar un transfer, que sale 5.000 pesos chilenos por persona, o bien un taxi, que según mi anfitriona rondan los 10.000 pesos chilenos, por lo que si viajan de a dos o más, quizás les convenga. 

Dentro de la ciudad se pueden manejar caminando, en taxi o en "colectivos", que son una especie de taxis compartidos, que tienen un número de línea arriba, un recorrido fijo, paradas señalizadas y salen 500 pesos chilenos (tarifa plana).

Casi todo -excepto el transporte y algún que otro almacén chiquito- se puede pagar con tarjeta. Mismo en los establecimientos gastronómicos la propina la agregan en el posnet, que tiene una opción de "propina 10%" (las personas que nos atienden nos preguntan si deseamos incluírla).

Para ir a Puerto Natales se pueden tomar un Bus Fernandez (que sale de su propia terminal) por 7.900 pesos chilenos. El boleto lo pueden comprar ahí mismo o en su web (en ese caso tienen que llevar impreso el pasaje). Yo estaba a 12 cuadras de ahí así que fui caminando tanto a sacar el pasaje como a tomarme el bus al día siguiente. A la vuelta de Puerto Natales a Punta Arenas podemos optar por viajar hasta la ciudad, o bien bajarnos media hora antes, en el aeropuerto directamente (es parte del recorrido, y sale lo mismo).

En breve voy a estar subiendo mi experiencia en Puerto Natales y Torres del Paine (pasé una semana ahí) y la visita al Perito Moreno en El Calafate. 

También pueden leer los "capítulos"  12 y 3  del recorrido por la Patagonia.

2 comentarios:

  1. Que lindo lugar! No estaba en mi lista de ir a visitar y ahora tendré que incluirlo! Y esas tortas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que toda la patagonia es hermosa, pero si vas a visitar un solo lugar, que sea El Calafate! (en un rato publico el post correspondiente).
      ¡Que tengas un hermoso finde Ana! :D

      Eliminar