lunes, 25 de febrero de 2019

De paseo en Montevideo, Uruguay

¡Hola a todos! ¡Cómo están empezando la semana? Yo llegué anoche a Buenos Aires y me voy de nuevo el viernes así que me tengo que apurar a escribir sobre Montevideo si no quiero que se me sigan acumulando posts 😱


Foto interrumpida por la señora 😑

Fuimos con Ana, una amiga de la facultad, a Montevideo por el fin de semana; tomamos el Buquebus Francisco (la opción directa Buenos Aires- Montevideo, sin micros ni paradas en Colonia) el sábado a las 7.15 de la mañana y nos volvimos el domingo a la noche. 


Buquebus Francisco

Es enorme, y tiene cierto aire "top", nada que ver con el ferry a Colonia que me había tomado hace unos años. Cuenta con buffets en ambos pisos (con precios un poco altos, aceptando indistintamente pesos argentinos y uruguayos al mismo valor) y un free shop que ocupa la mitad del barco, aunque a precios super mega caros. 

A la ida el viaje estuvo muy bien, salió en horario y llegó a tiempo, y a la vuelta salió media hora atrasado, no había casi lugares libres, se movía muchísimo y llegó casi una hora y media tarde. Se vivieron momentos de tensión (peleas entre pasajeros con llamada al personal de seguridad incluído) y hubo muchos mareados, pero sobrevivimos. 

Me llamó la atención que al ingresar nos daban unas bolsitas para recubrir nuestro calzado y que no ensuciemos las alfombras.




Hostel El viajero downtown

Nos quedamos en el hostel El viajero Downtown, en una habitación privada con su propio baño. Es un hostel correcto, limpio, con camas cómodas. Nuestra habitación estaba frente a la recepción, que queda al aire libre, lo mismo que el patio trasero, mientras que el comedor/living está techado, y todas las habitaciones dan al centro/patio, que también comunica la cocina y los baños compartidos. Mientras uno no busque silencio y tranquilidad, este lugar está muy bien, queda cerca del centro y sus atracciones, y también del puerto (al que a la vuelta fuimos caminando).


Qué ver / consejos varios

Al llegar a Montevideo estábamos tan cansadas (nos habíamos despertado a las 5 de la mañana) que nos tomamos un taxi al hostel; acá cometimos estos errores que les cuento para que Uds. no hagan lo mismo: 

Error n°1: cambiar dinero en el único lugar de esa terminal, que nos dió un valor muy bajo por los US$ (igual cambiamos muy poco, para poder pagar los transportes y no mucho más). No suelo hacer uso de casas de cambio sino extraer con mi tarjeta de débito moneda local en un cajero, pero por alguna razón mi tarjeta no era reconocida por la máquina (y ya me habían comentado otras personas que no habían podido sacar efectivo en sus viajes a Uruguay con tarjetas argentinas, así que tenganlo en cuenta para tener un plan B). Una amiga de Uruguay recomienda cambiar en la terminal de buses, que es adonde uno llega si toma el ferry común que va hasta Colonia y de ahí combina con un micro a Montevideo.

Error n°2: pensar que no íbamos a poder pagar el taxi con tarjeta: algunos las aceptan, solamente hay que ir a la parada de taxis (dentro de la misma terminal) y pedir que nos lleve uno que sí acepte este medio de pago. Muchos tienen un letrero que así lo indica. 

Error n°3: tomar un taxi, cuando podríamos haber ido caminando. Nos costó unos 150 pesos uruguayos, y eran 20 cuadras. Les recomiendo que se bajen antes de viajar el mapa de Montevideo en Here maps (la terminal de Buquebus no tiene wifi y a mi al menos no me funcionaba internet con los datos) y vean si no pueden ir a pie. 

Saliendo de la terminal, cruzando la calle, está la parada del Bus turístico de Montevideo (que nosotras no tomamos, pero en retrospectiva nos pareció una buena idea), por si les interesa acá tienen más info.




El monumento a Artigas, en la plaza Independencia


Como era muy temprano y todavía no tenían libre nuestra habitación, fuimos a desayunar a Ramona (lugar que nos quedaba cerca y nos habían super recomendado, ya voy a escribir sobre lo gastronómico) y de ahí a visitar el centro histórico.

Con algunas gotitas cayendo salimos a ver dicho centro, que realmente no tiene tanto para ver y que se veía super lúgubre en las fotos con el día super nublado. Tendríamos que haber aprovechado ese día para ir de compras compras; Ana quería pasar por H&M y por alguna razón al final terminamos yendo -aunque muy brevemente- el domingo, que estaba re lindo y soleado. (Pronto voy a hacer una entrada sobre la devolución de IVA o "tax refund".)

El Teatro Solís tiene visitas guiadas, de martes a domingo a las 11, 12 y 16; los sábados agregan además otra a las 13 hs. Les recomiendo checkear esto antes en su página: nosotras llegamos tarde para la de las 13, y ese día la de las 16 estaba cancelada, y lo aclaraba en  la página. Visitamos la parte abierta al público general -una muestra de fotos en planta baja y unos objetos/esculturas en el subsuelo- y la tienda. 

Caminamos un poco por la Peatonal Sarandí, sacamos unas fotos a algunos graffitis y edificios y volvimos al hostel a descansar un rato. 





Espacio de arte contemporáneo

La ex-cárcel Miguelete fue convertida en un Espacio de Arte Contemporáneo que expone obras muy diversas entre sí en sus tres partes: se ingresa por el primer piso (que hoy cuenta con los premios nacionales); de allí se accede por escaleras / ascensor a la planta baja (que tiene en display varias obras latinoamericanas relacionadas a los derechos humanos) o por un corredor a la otra ala (que exhibe obras más conceptuales / abstractas). La entrada es gratuita y tiene visitas guiadas los miércoles y sábados a las 17 y los domingos a las 15 hs, acá más info y acá fotos del lugar. Me gustó mucho, me pareció una propuesta muy interesante y bien lograda.


Mercado Ferrando

Después de recorrer el museo fuimos con Liam (un chico de Irlanda) al Mercado Ferrando: un lugar techado con varias propuestas gastronómicas muy interesante al que volvería mil veces. Nos agarró la lluvia y nos volvimos temprano al hostel, todavía super cansadas y empapadas.




El café del primer local, Ganache.


Mercado del Puerto




El domingo después de hacer el check-out fuimos al Mercado del puerto, que estaba medio vacío a excepción de la calle Perez Castellano, que tenía varios barcitos con onda. Nos sentamos en Alfajores del Uruguay, comimos algo, y salimos a encontrarnos con Alejandro y Marco (couchsurfers de Uruguay y México) para ver la 


Feria Tristán Narvaja

que comienza en la intersección de la avenida principal, la 18 de Julio, y la calle homónima Tristán Narvaja. Acá se encuentran puestos de  frutas, verduras, carnes, quesos, comidas al paso y todo lo que puedan imaginar: antigüedades, artículos de uso diario y cosas usadas. No es pintoresca al estilo atracción turística, pero es una de las cosas que se pueden visitar los domingos en Montevideo (ese día incluso el bus turístico agrega una parada en su recorrido para que sus pasajeros puedan visitarla). 


Pocitos

Es el barrio más famoso de la ciudad; tiene playas, el letrero que reza "Montevideo" y el Shopping Montevideo. Es un buen lugar para caminar, sacarse fotos y tomar algo. Llegamos con un colectivo (varios van para ese lado); nos salió 38 pesos uruguayos por persona que abonamos directamente al conductor.


Toma 2 😆

Si bien Montevideo no se parece en nada a lo que esperaba, fue un muy lindo viaje y aprendí el truco para cebar mate caminando :P
 En los próximos posts voy a seguir escribiendo sobre la ciudad (específicamente sobre la comida y la devolución del IVA o "tax refund"), por lo que cualquier consulta o recomendación es más que bienvenida en los comentarios :)

2 comentarios:

  1. Que bueno que pudiste pasar lindo por mis tierras :) Montevideo es chiquito pero tiene sus cosas lindas. Extraño tanto la rambla , es hermoso para pasear tomando mates y comiendo facturas.
    Me dejaste con muchas ganas de probar esos lugares en el centro, siempre que voy de visita es entrada por salida a comprar productos de belleza jaja pero ya me anoté los cafés :)

    Sobre lugares para agregar , está la feria de Villa Biarritz los martes en la zona del Shopping Punta Carretas. También está el parque Rodó que tiene sus atracciones los fines de semana y en vacaciones para grandes y niños. Los mejores churros rellenos de dulce de leche de la ciudad en mi opinión los venden en el parque de niños ;) y también las tortas fritas más grandes jaja
    Los domingos en ese mismo parque hay una feria dónde se puede comprar artesanías muy lindas entre otras cosas.
    Te mando un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naty avisame cuando vayas a tus pagos de paseo que me tomo el ferry y voy a visitarte! y hacemos alguna de estas cosas juntas :D

      Eliminar