jueves, 13 de septiembre de 2018

Actualización: de nuevo, mi experiencia en Airbnb [Japón y Australia]

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Espero que genial!

Ya les conté como me fue con alojamientos en Airbnb acá acá, pero se me ocurrió que podría retomar el tema porque
- quiero contarles una novedad en la página y contestar también una consulta que me hicieron un par de veces;
- pasó bastante tiempo, y "el público se renueva" (?)


Antes de continuar, les dejo mi link de recomendación para que se den de alta si nunca lo hicieron y aprovechen un descuento en su primer reserva [y yo obtengo un descuento también, después de que ustedes haya utilizado el servicio]. 


La novedad

Ahora la página permite que, si reservamos un alojamiento para más de una persona, dividamos la cuenta. ¿Cómo? Al hacer la reserva la misma página pregunta si queremos pagar entre varios, en caso de que sí nos consulta entre cuántos, y luego nos brinda un link para que le solicitemos a los demás el pago parcial de la reserva. También podemos ingresar el mail de la persona (que no necesariamente tiene que estar registrada en Airbnb) para que la página le solicite el dinero. Nos dan 48 horas para completar el pago. Después nos mandan un mail avisando que está todo bien.




La consulta recurrente (de los argentinos)

¿Me cobran en pesos o en dólares? Hasta hace unos pocos días, en pesos, el importe que les calculaba la página cuando hacían la reserva. PERO AHORA ACABAN DE SACAR ESTA POSIBILIDAD DE PAGAR EN NUESTRA MONEDA, "por la fluctuación cambiaria". Diez días atrás yo pude hacerlo, como siempre, pero ahora me entero que ya no se puede, por lo que les recomiendo que hagan las reservas con pago inmediato (existen también las posibilidades, en algunos alojamientos, de pagar más próximo a la reserva o bien de pagar un porcentaje al reservar y otro al alojarse) y cerca de la fecha en la que les cierre la tarjeta, así pueden cancelar la deuda enseguida y no le dan tanto margen al dólar de seguir incrementando sus deudas al subir.


Mis últimas experiencias

Yo estuve en Japón y en Australia en dos viajes distintos (enero y agosto 2018 respectivamente) pero, por la cercanía entre ellos, es una muy buena idea visitar ambos destinos juntos, razón por la cual voy a hablar de ellos en el mismo post.

Australia

Melbourne
Me hospedé acá hace unas semanas. La verdad es que las fotos que están publicadas no le hacen justicia al alojamiento. Lo que alquilan es una habitación, grande y cómoda, con su propio baño privado, también grande y cómodo. Johan es muy agradable pero nunca está en la casa, así que estuve casi todo el tiempo sola. El edificio está en Docklands, que vendría a ser el Puerto Madero de Melbourne, muy cerca de la estación Southern Cross donde nos deja el transfer Skybus desde el aeropuerto(no de la de Docklands, que está mas lejos). En ese edificio hay varios departamentos alquilados a turistas, no sé si por Airbnb u otros medios, pero me crucé bastantes viajeros. El edificio es muy moderno, se ingresa y se hace funcionar el ascensor con una tarjeta magnética:



También cuenta con gimnasio y pileta, que no usé porque soy una gorda vaga y era invierno, respectivamente.



El alojamiento viene con mascota incluida, Leia, que tiene cara de maligna pero es un amor, re mimosa.



La ubicación es genial, justo enfrente de una estación de tranvía (que dentro de la ciudad es gratuito, como les voy a contar en otro post) por si no tenían ganas de caminar, ya que a muchos de los lugares de interés se puede llegar a pie. Si por casualidad quieren alojarse acá y tienen dudas más precisas, dejenlas en los comentarios y las respondo.  


Japón

Buscando en Airbnb los links de los alojamientos en los que estuve en este país, me di cuenta que ninguno de ellos estaba disponible actualmente y me pareció raro. Googleando me enteré que desde junio, por una nueva normativa (similar a la que tienen muchos otros países, donde hay que registrar el alojamiento y pagar impuestos, o hay restricciones de cantidad de días al año que las propiedades se pueden ofrecer para turismo, etc.) se dieron de baja más del 80% de las publicaciones, momentánea o definitivamente. Así que esta parte del post va a estar más que nada orientada a contarles qué cosas descubrí sobre la vida de los japoneses al vivir en sus casas.

Tokio


Acá pueden ver el departamento entero que alquilamos con Ann. Tenía su propio wifi, televisor, lavarropas, heladera, pava eléctrica y aire acondicionado. La configuración monoambiente + pasillo-cocina (en este caso encomillen la palabra "cocina", ya que consistía solamente de un anafe que estaba clausurado con papel y cinta) y un baño fue lo usual en todos los lugares donde nos quedamos. Todos tenían también pantuflas en la entrada, para que dejemos nuestros zapatos ahí, ya que acostumbran no ingresar con calzado a las viviendas (de hecho, tampoco a los restaurantes buenos, que en nuestro recorrido de dos semanas ascendió a la suma de ... 1). Lo que más me sorprendió fue el baño: pareciera ser un cubo pre-fabricado, con paredes y piso del mismo material plástico, y de un tamaño pequeño. 


Hiroshima




Acá nos alojamos en "la ciudad de la paz", a media hora de la estación de trenes, por lo que teníamos que manejarnos en tranvía para visitar los lugares turísticos. Este departamento tenía una cocina grande (para estándares japoneses) donde efectivamente se podía cocinar. La novedad acá fue que dormimos a la manera tradicional, en el piso. Los colchones y las mantas estaban guardados en un mini-placard (solo esto entraba ahí) que sacábamos a la noche para convertir el único ambiente en una habitación, previo traslado de la mesita al pasillo.





Yo no podría vivir en ese poco espacio y gran austeridad (no había lugar para guardar ropa más allá de un perchero atornillado a la pared) ni dormir y comer en el piso, por lo que me alegré de que mi plan fuera visitar esta ciudad por solamente dos días.


Kioto




Esta vez nos alojamos a un par de cuadras de la estación de Kioto, acá, lo que nos resultó super práctico. Como en Tokio, también contábamos con un balconcito para colgar la ropa, lo que nos fue muy útil.

También visitamos otras ciudades en las que no nos quedamos a dormir, como Osaka, Nara, Okunoshima, Itsukushima y Takasaki, y de las que también quiero hablarles más adelante, junto a muchas cosas interesantes de Japón sobre las que no escribí todavía.

Actualmente tengo reservas en Airbnb para mis próximos viajes al festival de cine de Mar del Plata (Argentina) y a Puerto Natales (Chile), por lo que mi recomendación de este sitio realmente se basa en mis experiencias, con las que realmente estoy conforme. Recuerden que en algunos países Airbnb también tiene disponibles "experiencias", de las que también les hablé (acá).



¿Uds. alguna vez usaron Airbnb? ¿Cómo les fue? ¡Cuenten!

4 comentarios:

  1. Me encanta leer tus consejos/reseñas de viaje aunque en este momento no esté en mis posibilidades. Coincido contigo en que moriría en espacios demasiados chicos.
    Besito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, con el dolar a 40 está un poco complicado viajar, pero ya van a venir tiempos (cambiarios) mejores!
      Que tengas un muy buen finde Ayleen! :D

      Eliminar
  2. Que impresión el mini dpto de Japón ! yo tampoco podría vivir así! Que lindo que pudiste recorrer varias ciudades!
    Amé la cara de Leia! jaja
    te mando un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal! al principio me dio miedo Leia, pensé que quizás no iba a ser muy amigable, y terminó siendo el gato más mimoso del mundo <3
      Otro beso para vos, Naty! :D

      Eliminar