domingo, 22 de agosto de 2021

Viajar en tiempos de pandemia II : quedarse varada en Miami

¡Hola a todos! ¿Cómo están pasando el finde? Yo en mi casa, en el tercer día de cuarentena desde que volví de EEUU, en un viaje que decidí hacer, reservé y empecé, sí, todo eso, el 6 de agosto. Ya en el destino, me llegó por mail el aviso de la cancelación de mi vuelo de vuelta, por lo que en este post voy a hablar de mi experiencia y darles algunos consejos por si les pasa esto.

Esperando abordar el vuelo de vuelta
en el aeropuerto de Miami

Hacía bastante que me moría de ganas irme a algún lado, pero con la situación actual (pueden leer el post de Viajar en pandemia que publiqué respecto a mi visita a EEUU en marzo acá, y mi post de Viajar por Argentina en pandemia acá) sentía que era demasiado tramiterío y complicaciones para solamente pasear una semana en algún lugar. Pero después leí que EE.UU. estaba considerando prohibir el ingreso de turistas no vacunados contra el COVID, y como yo no pude vacunarme en C.A.B.A. (desde que me llegó el link para sacar un turno a mediados de julio y hasta que dejaron de aplicar las primeras dosis para concentrarse en las segundas a principio de agosto, no conseguí ningún lugar que me diera la Astra-Zeneca, la única de las que en ese momento daban en Argentina que era aceptada en el resto del mundo para ingresar como turista) y mi plan B era vacunarme en EE.UU, decidí apurarme para sacarme ese problema de encima. También había rumores de que se iba a ampliar el cupo de personas que iban a poder volver al país por semana, por lo que el día anterior al vencimiento del decreto estuve adelantando cosas del trabajo hasta tarde, mirando vuelos, haciendo cuentas, y fui a hacerme un test de antígenos para estar preparada en caso de que la publicación del nuevo DNU confirmara esos rumores y yo pudiera hacer el viaje. Apenas salió el texto, al mediodía del viernes, compré el pasaje, terminé algunas cosas más, me fui a casa, tiré un par de cosas en la valija y salí para Ezeiza.

Mi destino final era Nueva Orleans, donde un amigo me iba a alojar, y donde sabía que iba a ser fácil acceder a una vacuna contra el COVID. También me había quedado con ganas de ver algunas atracciones que habían estado cerradas en marzo. Saqué por Aerolíneas Argentinas un vuelo ida y vuelta a Miami (del viernes 6 al lunes feriado 16 de agosto) después de ver todas las combinaciones posibles de vuelos para llegar a Nueva Orleans, por varias razones: 

1. era la opción más económica (incluso sumando los pasajes que compré aparte por American Airlines para hacer Miami-Nueva Orleans),

2. tenían, en la página de Aerolíneas Argentinas, 9 cuotas sin interés con algunas tarjetas, a pagar en pesos,

3. como saben los que son argentinos, en tiempos de pandemia la aerolínea de bandera fue muy favorecida por los organismos de control gubernamentales, por lo que contaba con más aprobaciones de vuelos que las demás,

4. la aerolínea tenía en ese momento un vuelo directo diario a ese destino, por lo que si se cancelaba el mío, iban a poder ubicarme en otro más fácilmente (aunque sinceramente no pensé que se fuera a cancelar, pero bueno, mejor estar preparados),

5. al ser reservas distintas, el PCR lo iba a tener que presentar recién en Miami, por lo que si no conseguía tener a tiempo uno tomado en Nueva Orleans, siempre tenía la opción de hacerme uno en Miami, donde incluso tienen en el aeropuerto opciones que toman una media hora.

Saqué ese pasaje en Aerolíneas Argentinas, y la ida Miami-Nueva Orleans (no así la vuelta, por si tenía que reprogramar algo) desde la página de American Airlines (recuerden que en tiempos de imprevistos, conviene contratar directamente con aerolíneas y hoteles, y NO con agencias web, que tienen tiempos de respuesta más lentos, y generalmente más restricciones para cambios).

Cuando el sábado llegué a Nueva Orleans, había una campaña de vacunación en el aeropuerto, por lo que pude vacunarme recién llegada:


Estaban aplicando la Pfizer y la Johnson&Johnson; 

yo elegí esta última porque requiere una sola dosis.

Esa misma noche, mientras estaba en un bar con amigos, me llegó un mail de Aerolíneas argentinas avisándome que mi pasaje Miami-Buenos Aires había sido cancelado.


¡Me cancelaron la vuelta! ¡Caos y desolación!

Nah, mentira. Si bien la cancelación me tomó por sorpresa, considerando que se había anunciado que el cupo de ingreso al país iba a ser mayor, y no menor, yo sabía que algo así podía pasar. Saqué la notebook que todavía tenía en la mochila y llené el formulario de contacto cuyo link venía en el mismo mail. En el formulario me preguntaban en qué fechas alternativas quería volver. Puse varios días anteriores y el día después a mi vuelo original; en comentarios agregué que quería volver lo más pronto posible. Todavía no habían publicado cuáles vuelos quedaban operativos y cuáles se habían cancelado. Y al ser sábado a la noche, iba a tener que esperar al lunes para poder comunicarme con alguien de atención al cliente.

Consejo n° 1: no desesperen. Sopesen todas las opciones y actúen enseguida, pero con tranquilidad y racionalmente.

Consejo n° 2: traten de comunicarse por todos los medios posibles. El lunes yo les escribí por Whatsapp, Facebook, Twitter e Instagram, y le pedí a mi mejor amiga que llamara por teléfono al 0800. Insistan.

- Por Whatsapp nunca llegué a hablar con una persona: el bot me hacía contestar con números las mismas preguntas una y otra vez, y en el momento que me dijeron que me transferían con un operador, dejaron de contestarme. Incluso varias horas después intenté iniciar otra conversación, y nunca obtuve respuesta.

- Por Facebook me dijeron que llene el formulario (me lo volvieron a linkear, yo ya lo había llenado cuando me llegó por mail) y que ellos se iban a comunicar cuando tuvieran disponibilidad en algún vuelo para reubicarme.

- Por Twitter e Instagram nunca me contestaron. En otras ocasiones había podido realizar gestiones por Twitter, así que no me costaba nada intentar.

- Por teléfono, después de varias llamadas y largos períodos en espera, a mi mejor amiga le ofrecieron un vuelo para el 1° de septiembre. Lo cual no era una buena opción, no solo porque yo no podía esperar tres semanas para volver, dos semanas después de mi vuelo original, sino sobre todo porque los vuelos de septiembre no estaban aprobados todavía, por lo que ni siquiera tenía la garantía de que no vuelvan a cancelarlo y estuviera de nuevo en la misma situación. Lo que me lleva al

Consejo n° 3: no acepten cualquier cosa a la primera. En ese llamado le dijeron a Ann que volviera a llamar al día siguiente para ver si se había desocupado algo. Unas horas después me mandaron un mail automático con mi nuevo pasaje para el 19 (tres días después de mi vuelo original), ya que yo había llenado el formulario de contacto. Si hubiera aceptado el vuelo del 1° de septiembre, no me hubieran mandado un pasaje para el 19 de agosto.


¿Qué hacer si no me confirman un nuevo vuelo?

Además de seguir intentando contactarse con la aerolínea, siempre es una buena idea acercarse al aeropuerto (con las valijas y el PCR válido) para anotarse en la lista de espera. Una vez que abordaron todos los pasajeros que tenían pasaje para ese vuelo, los empleados del mostrador hacen subir a las personas que están en lista de espera hasta llenar todos los asientos. Esto se hace después de que termina el horario check-in normal (en los vuelos internacionales generalmente es una hora antes de la partida del avión), pero tengan en cuenta que tienen que ir mucho antes a anotarse en la lista. Por ejemplo, para los vuelos que salen de Miami a las 18 hs, el personal de los mostradores inicia su atención a las 13.30). Obviamente, cuantas menos personas sean en su grupo familiar, más fácil va a ser reubicarlos, más si no tienen la posibilidad de separarse y subir a distintos vuelos en días distintos: vi varias familias de madre, padre y dos hijos: ellos van a depender de que hayan 4 lugares libres al llegar a su turno en la lista, mientras que un viajero solo tiene mucha más facilidad para ser ubicado en un vuelo, e incluso adelantarse en la lista si los grupos familiares no quieren separarse.

¿Cómo hacer con el PCR? 

Éste es válido hasta 72 hs desde hecho el estudio, contadas hasta el horario de partida del vuelo. Recuerden que el único estudio que acepta como válido Argentina es el PCR, a diferencia de EEUU que también acepta el de antígenos. Si están en una situación donde no tienen un vuelo confirmado, probablemente tengan que hacerse más de uno. En varios lugares de Miami se pueden hacer de forma gratuita (chequeen la página de curative.com y los posts de Sir Chandler que hablan de esto). Tengan en cuenta que generalmente tienen que sacar el turno con anticipación, y que los resultados pueden tardar 2 o 3 días. Mismo la gente que tiene el vuelo confirmado a veces opta por hacerse más de uno, en distintos lugares, por las dudas de que uno de los resultados no lleguen a tiempo. Van a necesitar organizarse bien.

Siempre está también la opción del PCR rápido en el aeropuerto, pero considerando que uno se lo tiene que hacer varias horas antes de la salida del vuelo para poder cumplir los requisitos para ingresar a la lista de espera, y que los vuelos generalmente salen todos a la misma hora (las 18), estos PCR les van a servir únicamente para dos intentos, y es un poco mucho tener que pagar US$175 cada dos días, por persona.


Mi experiencia personal

Si bien yo tenía un pasaje confirmado para el 19/8, cuando se publicó la lista de vuelos autorizados, vi que había también un vuelo el 17 y otro el 18. Decidí volar de Nueva Orleans a Miami el 17, habiéndome hecho un PCR gratuito tres días antes en esa ciudad, con la esperanza de que me pudieran subir al vuelo de ese día. Long story short, ese día el vuelo fue adelantado de las 18 hs a las 17 hs, lo que me dejaba menos margen de maniobra, siendo que mi vuelo llegaba a Miami casi a las 15 hs. Tampoco me llegaron a tiempo los resultados del PCR (que terminaron tardando 4 días, o sea que los recibí cuando ya no eran válidos para las leyes argentinas). A las corridas por el aeropuerto, me hice un test PCR rápido en Communitel, que me salió US$175, que tardó 20 minutos (el tiempo estimado que ellos dan para el resultado del estudio es de 45 minutos, pero como cuando yo llegué no había ningún cliente, me lo pudieron hacer en 20) y que me iba a servir para mi vuelo original del 19, en el peor de los casos. Con lo que yo no contaba es con que, para cuando llegué al mostrador, ya hubiera 36 personas antes de mí en la lista de espera. Finalmente pudieron subir unas pocas, creo que 4 o 5. Decidí entonces que no iba a perder todo el día siguiente haciendo el mismo intento, sino que iba a aprovechar un día en Miami para ver unos museos que me interesaban, y que iba a volar el día que me habían asignado, el 19. Como escuché que todos los vuelos estaban sobrevendidos (lo cual es una práctica habitual y legal de las aerolíneas) le pregunté a una de las chicas del mostrador a qué hora abrían el check-in (a las 13.30), para asegurarme de llegar lo más temprano posible el 19, y no quedarme abajo por la sobreventa. 


Miami international airport hotel

Una vez que "decidí" que iba a estar dos días en Miami, opté por alojarme en el hotel del aeropuerto, por dos motivos principales:

- estaba super cansada, entre el vuelo a Miami, todo lo que había corrido en el aeropuerto, y la hora y pico que había estado parada enfrente del mostrador de la aerolínea; no tenía ganas de ponerme a buscar hoteles e ir a la ciudad a alojarme;

- iba a estar a unos pasos del check-in el día del vuelo si me quedaba ahí, por lo que no iba a tener que levantarme temprano y viajar hasta el aeropuerto. 

Considerando que me había alojado un amigo en Nueva Orleans 10 días (por lo que no había tenido que pagar un hotel), no me salía del presupuesto con estas dos noches de hotel, aunque hubiera opciones más económicas en la ciudad. La primera noche la contraté por Despegar estando en el lobby del hotel (para pagarla en pesos y en cuotas, con la posibilidad de quizás en un futuro recuperar el 35%); y la segunda la agregué después pagándole directamente al hotel, en el que primero me habían dicho que iba a salirme unos US$189, pero cuando fui a confirmarla y abonarla al día siguiente, me terminó costando US$169, además de que me dieron un voucher de desayuno "de cortesía" en el bar de enfrente, que mi reserva en Despegar no había incluído.



Esta búsqueda la hice recién, para alojarse hoy.


Si no se loguean, el precio es más bastante alto,
por ejemplo, la diferencia que me da ahora es de
AR$6.659, así que estén atentos a esto.

Obviamente que el precio puede variar según la disponibilidad, la categoría de la habitación, cuántas personas sean, la temporada, la anticipación con la que contraten (generalmente cuanto más sobre la fecha reserven más barato es, en este caso), etc.

El hotel tiene varios pisos, a mi me tocó una habitación en el sexto, con vista a la pista de los aviones. Tenía una cama queen, un televisor grande, una mesa con una cafetera, un vestidor abierto con plancha y tabla de planchar, y un baño super cómodo. Es un tres estrellas, por lo que no pueden esperar lujos, pero a mi me pareció muy correcto, cómodo, limpio, y práctico.



La cafetera sobre la que me abalancé apenas llegué


Otra gran ventaja que tiene es que desde el lobby se puede salir directamente a tomar un Uber o taxi para ir a la ciudad en 15 / 20 minutos, por lo que la ubicación es muy práctica. También pueden tomarse el transporte público subiendo por el ascensor y combinando con el Mia mover, pero de esto voy a hablar con más detalle en un próximo post sobre qué hacer en un día o escala en Miami.


Por último, quiero aclarar que este es el único hotel que se encuentra dentro del aeropuerto de Miami, si bien hay varios que tienen "Miami airport" en su nombre, y en esos casos se refiere a que están en las cercanías del aeropuerto. A mí en un principio me confundía esto, y este post de Lucatdis fue el que me lo aclaró bien. Si les interesa alojarse ahí, pueden pasar por el post de ella, donde van a encontrar mucha más info al respecto.

Espero que este post les haya sido útil, y como siempre, si tienen dudas o comentarios, pueden dejarlos acá o en mis redes [Facebook] [Instagram] que voy a estar contestándolos a la mayor brevedad posible.

¡Buen finde!

2 comentarios:

  1. Excelente información!! Muy claro, detallado y concreto. Espero el posteo de que hacer un día en Miami.
    Ana

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Ana!! Gracias por tus comentarios! Sos la lectora número uno del blog! La verdad es que Miami es una ciudad que tiene de todo (playa, compras, museos) así que siempre vas a encontrar algo que te interese. Y como es un destino en el que actualmente se hacen muchas escalas (el vuelo a Miami es la ruta internacional que mayor frecuencia tiene desde Argentina) hay que aprovechar! Saludos y buen finde! :D

      Borrar