miércoles, 18 de septiembre de 2019

Cómo viajar barato / gastando lo menos posible

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¿Esperando la primavera? Yo sí, el invierno me suele tener "baja" en energías; y entre esto y que estuve escribiendo para el posgrado (ya entregué 6 trabajos, todavía me falta hacer 2 más) desaparecí del blog por dos meses. 



Después de que volví de Nueva York y Quebec-Montreal (segunda visita que le hice este año a la región francocanadiense aprovechando que estaba cerca) también estuve en Montevideo (por el festival de cine documental; ya había estado ahí en febrero) y desde entonces mi itinerario viajero "se pausó" parcialmente por la situación económica del país (para los que no me leen desde Argentina, les cuento que de un día al otro el dólar pasó de 45 pesos a 60). Es en este contexto que me pareció (todavía más) importante escribir este "compilado", con varios consejos que llevo dando hace años:

Sacar pasajes baratos


El aéreo suele ser el gasto más grande en un viaje, por lo que buscar ahorrar acá tiene mucho sentido. La mayoría de mis viajes empiezan a ser planeados luego de haber encontrado una oferta aérea de casualidad (así es como fui a Japón, a Barcelona o a Melbourne, por ejemplo). Les recomiendo seguir a Promociones Aéreas y a Promos Aéreas; pueden hacerlo desde distintas redes sociales (yo les linkeé la página porque desde ahí los sigo yo, desde el feed de blogger, pero si son de usar instagram o facebook, los siguen en estas plataformas y así se aseguran de no perderse ninguna oferta). Éste tipo de ofertas les sirven solamente si tienen flexibilidad con las fechas y destinos de viajes; si en cambio saben que no van a poder elegir libremente las fechas de sus vacaciones o tienen muy decidido adónde quieren viajar, les va a servir otro tipo de búsqueda:



Otra herramienta muy útil son las "alertas": pueden crearlas en la página de Despegar especificando el destino del viaje que buscan, las fechas y la duración (éstas dos últimas pueden definirlas en valores aproximados, si no están tan justos de días) para que les envíen un mail cuando haya un vuelo por debajo del valor que setearon. Probablemente si ponen un precio muy bajo no van a encontrar nada, lo que sugiero es que busquen las cotizaciones actuales y les resten un 10%. Si ponen fechas flexibles y duraciones aproximadas tienen muchas más chances de encontrar una mejor oferta: escribiendo este post miré los precios de los vuelos a Los Ángeles, seteé una alarma para sacarle una captura de pantalla, y me llegó una oferta al mail:



También (si son obses como yo) pueden ir monitoreando manualmente las tendencias de los valores del pasaje que les interesa. Por ejemplo, como mi mejor amiga cumplía 30 años el sábado 22 de junio y lo quería festejar en el Mermaid parade de Coney Island, el plan era pasar unos días en NY, y las fechas que más nos convenían eran saliendo el viernes 14/6 a la noche y volviendo en algún momento del domingo 23, para llegar a tiempo al trabajo el lunes 24 (ella puede tomarse solo semanas completas, comenzando desde los lunes; yo quería aprovechar los dos feriados y faltar sólo 3 días al trabajo teniendo en cuenta que no se me iban a descontar de las vacaciones por todas las horas extras que había trabajado ese mes). Al ser las fechas tan específicas, sabía que había unos pocos vuelos que nos podían servir. En enero (medio año antes) empecé a ver diariamente qué precios tenían en los distintos buscadores; cuando los encontré un poco más bajos que de costumbre los compré.

Varios consejos respecto al monitoreo de precios manual:
- hagan la búsqueda desde una ventana de incógnito o luego de borrar el historial, sino la cotización es un poquito más alta; esto es real, encontré dos precios distintos para el mismo vuelo en el mismo buscador, viendo uno desde la ventana común y otro desde la de incógnito;
- miren el mismo vuelo en varias páginas (al menos la primera vez): yo no compro nada sin comparar el precio por lo menos en Despegar, Almundo y Avantrip; también suelo buscarlo en la página de la aerolínea (esto no siempre sirve; por ejemplo, Aerolíneas Argentinas suele cobrar los pasajes más caros en su propia web que en las de los buscadores). También pueden usar el metabuscador Google flights.
- estén atentos al momento de la semana y del año que van a hacer la compra del pasaje: generalmente los mejores precios los he visto los lunes a la noche o los martes a lo largo del día, y seis meses antes del vuelo si es una fecha común, u once meses si es un feriado largo clave o el periodo vacacional de invierno (o sea, apenas los ponen a la venta). 
- vean si conviene hacer la compra de los tramos por separado (siempre dejando varias horas para hacer la conexión): por ejemplo, una amiga quería visitar la Patagonia Chilena: lo más conveniente en este caso fue comprar un pasaje de la lowcost Jetsmart a Santiago de Chile y de ahí canjear millas a Punta Arenas por LATAM.

Otros consejos generales al comprar un pasaje:
- comparar, además de precios, opciones de financiación: hace bastante que las opciones de cuotas sin interés se acotaron, así que es fundamental ver qué tarjetas de crédito tenemos y, por lo tanto, a qué financiaciones podemos acceder. Cada tanto Visa o Mastercard o American Express lanzan promociones de cuotas sin interés en alguna página-agencia o para alguna aerolínea en particular; con la tarjeta Galicia a través de Quiero viajes accedemos a 6 cuotas (o más, canjeando puntos) en todos los pasajes en Avantrip; desde la página de LATAM generalmente hay cuotas sin interés con las tarjetas BBVA; etc. Eso hace que a veces un vuelo que sale un poquito mas caro nos convenga mucho más.
ver qué escalas tiene nuestro vuelo y si nos son realmente rentables: a veces la escala nos clava toda una noche en un aeropuerto que no es tan cómodo y nos vemos forzados a pasarla re mal o a pagar una noche de alojamiento en la espera (por ejemplo, el de Garulhos en San Pablo, que no tiene wifi gratuito, sus asientos son pocos y están en áreas comunes poco seguras, etc). Si no son muy finos, hay otros aeropuertos donde sí se puede dormir o tener esperas largas sin tanto problema (en el de Santiago de Chile por ejemplo) o que están más cerca del centro y además en ciudades más baratas, por lo que el traslado al hotel y una habitación no son tan caras (como en Asunción, por ejemplo, escala que les recomendaría que estiren un poco más para conocer la ciudad y hacer unas compras a muy buen precio). Sino, asegúrense que la escala sea en horarios diurnos, que el transporte público los acerque a los lugares de interés y que la duración sea suficiente para salir a recorrer... y después puedan volver a dormir al avión.
- ir ligeros de equipaje: las tarifas más bajas de los vuelos de cabotaje (dentro del país) suelen no tener incluída en el precio la posibilidad de despachar una valija grande; lo mismo cuando compran pasajes al exterior en lowcosts tipo Level o bien cuando se mueven en aerolíneas de bajo costo dentro de Europa o EEUU. Siempre revisen las condiciones de los pasajes antes de comprarlo (a veces sumarle al precio todos los extras que necesitamos es más caro que comprar un pasaje que ya incluya todo); si compran un pasaje que no incluya el equipaje y por alguna razón necesitan despachar, adquieran el servicio extra de manera online, ya que en el aeropuerto les va a salir mucho más.


Usar (y juntar) millas

Esto es fundamental, y me sorprende la cantidad de gente que no lo hace. Hay muchas aerolíneas, pero solo tres "alianzas", que nos permiten que un pasajero puede volar por una compañía y acreditar sus puntos a otra que pertenezca al mismo grupo:

- Skyteam (Aerolíneas Argentinas, Delta, Alitalia, Air France, entre otros)
- One World (LATAM, American Airlines, Iberia, Quantas, entre otros)
- Star Alliance (United, Copa Airlines, Lufthansa, Air Canada, entre otros)
Las low-cost (Level, Azul, etc) no juntan millas en las alianzas (algunas tienen sus propios programas, que solamente son útiles si las toman seguido).

Como hay que juntar "muchas" millas para poder obtener un canje, no les sirve ir dejando pocas millas en cada programa de cada aerolínea, porque a menos que, por ejemplo, su trabajo los mande todo el tiempo de viaje con esa aerolínea o algo así, nunca van a llegar al canje (además de que en la mayoría de los aerolíneas, las millas tienen un vencimiento). No hay una página para juntar millas de la alianza, sino que eligen una aerolínea de dicha alianza y empiezan a juntar ahí las de la aerolínea que eligieron y las de sus "socias". Yo no me sé de memoria todas las integrantes de las alianzas, pero cuando compro un pasaje de una aerolínea por la que nunca volé, busco en Google de qué alianza es, para sumar esas millas a la cuenta que ya tengo.

Si son argentinos, les recomiendo básicamente que se hagan una cuenta en LATAM y una en Aerolíneas Argentinas y sumen en esas, porque probablemente esas dos sean las dos que más vayan a tomar (tienen muchos vuelos desde y hacia el país), porque los canjes de cabotaje o regional salen pocas millas (por lo que van a poder llegar al viaje gratis) y porque pueden sumar millas en estas cuentas de muchas formas, no solamente comprando sus vuelos: suman con la compra de productos, la contratación de servicios y con el uso de la tarjeta de crédito de determinado banco. 





Esto es importante que lo sepan desde el principio: por ejemplo, la primera vez que yo volé sabiendo la existencia de las millas fue en 2015 a EEUU por Delta; me hice una cuenta en Delta y sumé las millas ahí, millas que nunca pude canjear por nada. Si me hubiera hecho una cuenta en Aerolíneas Argentinas y las hubiera sumado ahí, seguramente podría haber accedido a un vuelo gratis dentro de mi país (por ejemplo, los tramos San Pablo-Montreal-San Pablo que hice por Aeroméxico en marzo y sumé en Aerolíneas me permitieron tener un pasaje gratis ida y vuelta de Buenos Aires a Mar del Plata, e incluso me sobraron millas).



Y si me compré un pasaje de una aerolínea que no suma ni en LATAM ni en Aerolíneas, ¿que hago? Sumarlas en el programa de United, que te da la opción de canjear las millas por noches de hotel, y si no te alcanzan las millas, pagar una parte en dinero. O sea que no importa que tan pocas millas sean, las podés usar como un descuento en el alojamiento. Yo he reservado hoteles con millas United en Paraguay y en Canadá, tres veces sin pagar nada y dos veces pagando la diferencia que me faltaba. Recuerden que en los programas de millas que tienen vencimiento (que suele ser de 3 años) se renuevan todas las millas cuando vuelven a sumar por vuelos (no así por sumar de otra forma), por lo que si compraron un pasaje barato de una aerolínea que nunca toman y está en la alianza de United, al menos aprovechan las millas de esta forma.

Hice muchos canjes de vuelos nacionales y regionales tanto en LATAM como en Aerolíneas Argentinas, por lo que les recomiendo que, repito, presten atención al tema de las millas antes de volar, y también cuando no vuelan: en la página de cada aerolínea tienen las formas de sumar millas con otros consumos.

Cuando van a canjear un pasaje con millas, tengan en cuenta que cuanto antes lo hagan es mejor, ya que suele haber unos pocos lugares en el avión disponibles para el canje: si quieren irse para un feriado muy relevante (año nuevo) o una temporada muy alta (vacaciones de invierno del colegio), busquen el canje también apenas los pongan a la venta: once meses antes, o lo antes que puedan. Si cuelgan van a encontrar pasajes muy caros en millas, o agotados para las fechas que les interesan. Obvio que ésto no es tan extremo, pero por ejemplo, una vez que se definen y publican las fechas del festival de Mar del Plata, por ejemplo, la gente empieza a comprar los pasajes y los precios a subir. Yo canjeé en abril para volar en noviembre, probablemente un mes después no hubiera conseguido.





Ahorrar con los alojamientos

Puse ahorrar "con" los alojamientos en vez de "en" los alojamientos porque más allá de la clara ventaja de pagar menos por el hospedaje (ahorro del que más abajo voy a escribir) están los beneficios que nos van a dar los distintos tipos de lugares que elijamos por varios motivos:
- a veces se paga un poco más por estar en una zona más cercana a los atractivos turísticos, pero esto se traduce en menos dinero en transporte, que en muchas ciudades son carísimos. Antes de reservar algo, googleen la ubicación de lo que quieren visitar, los precios de los transportes y las opciones de pases de transportes.
- la accesibilidad a una cocina, o al menos a una heladera y cafetera y/o microondas nos puede significar una gran diferencia en los gastos, por lo que lo recomiendo especialmente en ciudades muy caras y en viajes largos. Para mí contar con una pava eléctrica o cafetera es fundamental.
- ver antes de contratar qué servicios están incluídos: a veces un hostel parece barato pero si le sumamos el alquiler de la toalla y, si no tiene cocina que podamos usar, el pago del desayuno y un costo por el agua caliente "para el mate", nos damos cuenta que era más conveniente un Airbnb.
- el horario de llegada: en caso de llegar muy temprano, al menos por ese primer día, suelo decantarme por hoteles o hosteles, que si bien es poco probable que me den la habitación antes, al menos me van a dejar usar los baños -a veces incluso las duchas- y van a guardarme el equipaje hasta el check in, cosa que es improbable que hagan en Airbnbs o Apparts. Y en ese caso tendrían que pagar un locker o cargar con el equipaje hasta el horario de entrada.
viajar de noche: si tenemos un viaje largo (a Europa, a America del Norte o cualquier trayecto de 8 hs o más) yo siempre busco de hacerlo de noche, para "ahorrar" una noche de alojamiento, y volar el mismo día que dejo de trabajar, para aprovechar más el tiempo de vacaciones.


¿Cómo conseguir precios más baratos en alojamientos?
- Primero les recomiendo que si saben dónde quieren quedarse, revisen los precios en las distintas plataformas. A veces es más barato contratarlo directamente con la gente del establecimiento,  por su web o llamando, pero a veces no (por ejemplo, a veces Despegar rebaja algunas habitaciones, o Booking pone "ofertas del día"). Siempre fijense también que opciones de pago tienen, ya que el precio no es el único factor (con 12 cuotas sin interés, en Argentina, el precio termina licuándose por la inflación). Si los precios son los mismos en el establecimiento o en una agencia web y en Booking, y ninguno me ofrece cuotas sin interés, yo siempre elijo Booking porque además suma millas (en LATAM o en AR, uds. eligen a que programa sumarlas). Pero tengan en cuenta que en ese caso el cargo es en dólares, por lo que conviene que hagan la reserva cerca del cierre de tarjeta para que no les pase que haya un mes entre que reservan y que el banco les deja pagar, por cuestiones de fluctuaciones del tipo de cambio (a.k.a. suba del dólar) que les pueden encarecer mucho el precio.
- Usar herramientas como Tripadvisor para elegir el alojamiento: ellos hacen rankings de establecimientos y a veces uno más barato tiene mejores condiciones y servicios que otro con más estrellas o renombre. Me gusta leer opiniones de las personas que se quedaron para decidir teniendo información.
Reservar con tiempo: si uno reserva a último momento solo van a quedar las opciones más caras, por lo que yo suelo reservar apenas hago la compra del vuelo, o después de que me cerró la tarjeta (y me entra al mes siguiente, lo que conviene solo si el cargo es en pesos). En internet hay informes que dicen que los mejores precios se encuentran un mes antes del viaje, en mi experiencia no ha sido así, pero no descartaría que quizás en algunos destinos y algunas fechas esto sea realmente más conveniente.
- Usar descuentos de referenciados en Airbnb, Booking, etc. Si van a usar por primera vez esas páginas, dense de alta desde mis links de recomendación (click sobre el nombre de la página, dos renglones más arriba) para obtener un descuento en su primera reserva. Si ya las usan, pasenle los links de Uds. a sus amigos/familiares/conocidos, para que ellos se den alta desde ahí y ambos sumen descuentos. Por ejemplo, si viajan con su pareja o algun/a amigo/a, pueden hacer la reserva de la mitad de los días de la estadía Uds., y la otra persona se crea una cuenta desde su link de recomendación y reserva el resto, y ambos obtienen descuentos.





Ahorros en transportes  

- Averiguar cómo funcionan los pases de transporte es fundamental: por ejemplo, el de 7 días del subte de Nueva York cuenta cada día como completo desde el primer uso, por lo que si estrenan la tarjeta un día a las 11 de la noche, perdieron todo ese día por haber hecho un solo viaje; conviene más comprar un boleto simple para ese viaje y estrenar la tarjeta al día siguiente (lo cuento por experiencia propia). Otros lugares tienen pases más baratos para fines de semana (como Montreal) o por zonas (como en París). Siempre hay que informarse lo más posible para comprar el/los boleto/s más convenientes.
- Ver si aplicamos para un descuento de estudiante: por ejemplo con mi tarjeta ISIC yo pude obtener un descuento sobre las tarifas regulares de los micros de larga distancia Orleans Express en Canadá. Eso sí, fijense de realmente cumplir con las condiciones: por ejemplo en algunos países de la Unión Europea generalmente podemos acceder a estos descuento solamente si somos menores de 26 años y ciudadanos de alguno de sus países miembros.
- A veces podemos aprovechar transfers gratuitos de shoppings o zonas comerciales: por ejemplo en Santiago de Chile me moví un par de veces en un minibus que unía dos centros comerciales, ya que me estaba quedando cerca de uno de ellos; en Asunción aproveché el micro gratuito entre varios hoteles y la zona de restaurantes Paseo Carmelitas, etc.
- Si llego muy tarde a una estación de buses o trenes, me gusta alojarme en las cercanías así no tengo que pagar un taxi o transfer (de noche no me gusta caminar mucho sola por una zona que no conozco, o tener que tomar transporte público que quizás no tiene tan buena frecuencia, etc). Después puedo mudarme de zona al día siguiente.
- Ver qué opciones de transporte público nos acercan desde un aeropuerto , estación de trenes o terminal de buses adonde vamos.
- Y si vamos a contratar traslados, fijarnos si no hay una oferta en alguna página agencia.
- Empresas como Super Shuttle (que funciona en varios países) suelen tener códigos de descuentos (que se pueden encontrar en internet), por lo que si van a tomarlos, hagan un pequeña búsqueda antes. Otras compañías del estilo de Uber suelen tener descuentos para nuevos clientes también, si nunca las usaron busquen un link de recomendación antes. 
- A veces si compramos la ida y vuelta juntas nos sale más barato (por ejemplo el transfer Skybus de Melbourne) por lo que recomiendo que presten atención a esto. A veces el descuento es si compramos anticipadamente por internet. Googleen.
- Y, finalmente, esto es "mucho muy importante": caminar si las distancias son cortas; armar los itinerarios de atracciones a visitar en función de las cercanías entre ellas. Y de los días a menor precio o gratuitos, por ejemplo, lo que me lleva al siguiente punto:



Ahorrar en actividades / entradas / otros

- Ahora que los pases de actividades (NY pass, Paris Pass, etc) se volvieron caros para nosotros, suelo prestar mucha atención, en los museos y lugares pagos, a qué días hay entradas gratuitas o con descuento. Es muy común en museos que haya días "Pay what you wish"  (entrada a voluntad, generalmente con un mínimo sugerido) o con entrada libre después de determinada hora. Suelo organizar mis recorridos en base a esto, sobre todo en EEUU o Canadá donde las entradas a museos son caras.
- A veces simplemente hay que estar atento: por ejemplo si compramos los pases de transporte en el National Express en vez de en el subte en Londres obtenemos un 2x1 en todas las actividades turísticas (tengo pendiente un post al respecto). Otra vez, googleen.
- A veces el descuento es si compramos anticipadamente por internet, en vez de al llegar a la atracción, por ejemplo en los edificios Gaudí en Barcelona.
- Los descuentos de estudiantes son grandes aliados en este rubro también, yo le saqué mucho provecho a mi tarjeta ISIC en muchos países.
- Dentro de Argentina, no se olviden la libreta universitaria o Certificado de alumno regular para pagar mucho menos los ingresos a (casi todos) los parques nacionales y muchos museos. En algunos países limítrofes también nos los toman como válidos. 
- Fundamental: llevar agua y comida a las excursiones largas, ya que si tenemos que comprar algo en los parques nacionales o lugares de ese estilo, no solo no tienen mucha variedad, sino que además suele ser muy caro. Preparense más que un sanguchito, si salen temprano a la mañana y vuelven a la noche, van a necesitar comer varias veces. Lleven bolsitas ziploc a los viajes.
- Buscar free-walking tours y actividades de viajeros en Couchsurfing es una buena idea si queremos compartir actividades con otras personas sin gastar demasiado (en el primer caso suele ser una propina, en el segundo una consumición).
- Si van a contratar alguna actividad, averigüen directamente en agencias locales pero también fijense los precios en mega páginas, me pasó de pagar (rebajada) en Despegar una excursión que la empresa chilena cobraba el doble.
- Acá también pueden aprovechar puntos de tarjetas de crédito (Quiero de Galicia, Superclub de Santander, etc) para canjearlos por actividades o traslados o incluso alquileres de autos. Yo suelo cambiar los puntos Superclub por vouchers Plataforma10 y con eso pagar pasajes en micro a visitar a mi mamá. Pero también pueden acceder a Superclub viajes (Despegar) y canjear por todo lo que les decía más arriba. Antes de hacerlo fijense cuánto les rinde cada punto en cada opción.
- Otra cosa que hago: me llevo lo que no como en los aviones: ¿no tenés ganas de comerte la tortita que te dieron de postre? A la mochila, ya servirá de desayuno. Yo suelo tener en la mochila cubiertos de plástico, sal, edulcorante, saquitos de te y turrones o barritas de cereal por si llego a necesitar; si uds. no llevaron, también pueden quedarse con estas cosas que no hayan consumido en el avión. 

- Es muy útil, si no llevan una de las durables de plástico de colores, llevarse una botella de agua al bajar del avión, para ir rellenándola después. Generalmente mi primera búsqueda en Google cuando llego a un lugar  nuevo es "Can we drink tap water in (ciudad)", y si el agua de la canilla es potable, no compro agua mineral. Si no lo es, compro botellas grandes y voy llenando la chiquita (suelen traer el cuádruple y salir lo mismo, y así también contaminamos menos el medioambiente al consumir menos plástico).
- Si quieren aprovechar todo al máximo, pueden llevarlo a un nivel más rata: pueden guardar el resto de la comida para después: en algunos países los alimentos en menúes (es decir, con más acompañamientos) o los combos "agrandados" salen casi lo mismo, por lo que si compramos esas opciones nos alcanzan para comer dos veces (acá es cuando nos vienen bien las ziploc que trajimos y el alojamiento con heladera que elegimos).
- Obvio que ir al supermercado siempre es lo más conveniente, y también lo hago. Los carritos de comida y foodtrucks también suelen tener buenos precios. Y si decido comer afuera, suelo hacerlo en lugares más informales donde no hay meseros, para no tener que poner propina.


En lo que no ahorro:

- en gustos que me quiero dar, para eso ahorro: así pagué 100 dólares por un desayuno para dos en Tiffany's o me compré montones de lattes y flat whites en cafeterías "de autor" en Montreal y Melbourne.
- en salud: siempre, repito, siempre, viajen con seguro médico. Si llegan a tener un problema o accidente les va a salir más caro que contratar seguros médicos para todos los viajes de su vida. De hecho, muchas tarjetas de crédito tienen una cobertura incluída, que tienen que dar de alta avisando las fechas y destinos del viaje. Por ejemplo, en semana santa me esguincé el tobillo en Asunción y la cobertura de Visa (que di de alta desde Visa home) me cubrió la atención médica, las inyecciones de calmantes y desinflamantes y las radiografías para controlar que solo fuera un esguince. Si no tienen estas coberturas, o van a Europa (que pide una cobertura mayor como requisito de ingreso) contraten una. De todas maneras, no se olviden de llevar por su cuenta un "botiquin" con los medicamentos de venta libre que puedan llegar a necesitar, ya que en muchos países no solo son caros, sino que además necesitan tener recetas para adquirirlos.


Seguramente hay muchos otros consejos, están invitados a dejar sus propias recomendaciones en los comentarios. ¡A viajar! ☺

3 comentarios:

  1. BUENAS!
    cuando fui a Brasil, el lugar donde me hospedaba incluía el desayuno. Super grande con frutas ,jugos, bebidas calientes, budines, cereales (y un montón de cosas mas que ahora no recuerdo) entonces era desayuno-almuerzo!♥ en ese momento fue la gloria!

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos estos tips! Excelente post!!!

    ResponderEliminar
  3. Excelentes consejos! Uno mejor que el otro! La verdad que leí detenidamente todo ya que hay tips que ya son propios pero por ejemplo, no uso inteligentemente las millas. Muy bien explicado!
    Voy a tener en cuenta todo lo de las millas y compra de pasajes que mencionas

    ResponderEliminar