lunes, 10 de abril de 2017

Un destino de viajes poco convencional: Asunción, Paraguay

Tarde pero seguro, finalmente me pongo a escribir sobre el mini-viaje a Asunción, Paraguay, que hice el fin de semana largo de los feriados de carnaval. Con mi mejor amiga salimos el sábado 25 de febrero de Aeroparque, y volvimos el 1° de marzo. 

Yo tenía muchas ganas de conocer Paraguay, ya que era el único país del "cono sur" que quedaba sin marcar en mi mapa. La oportunidad perfecta surgió cuando un amigo, que está trabajando en Caaguazú por dos años, nos invitó a visitarlo. Finalmente quedamos de encontrarnos en Asunción ya que él todavía no estaba totalmente instalado en su nuevo destino todavía, le faltaba mudarse.

En estos días estuve viendo que varias agencias de viaje empezaron a promocionar la ciudad como destino de compras, al estilo Santiago de Chile. Voy a hablar más específicamente de los shoppings y los descuentos en un próximo post, pero vamos hoy con unas generalidades y opiniones de la ciudad.





El aeropuerto Silvio Pettirossi es chiquito, me hizo acordar a otros pequeños aeropuertos de latinoamérica, con poco tránsito e infraestructura antigua. Al ingreso tiene 4 ventanillas de migraciones (2 contaban con personal cuando yo llegué), luego hay un free shop y saliendo de ahí, hay un salón cuadrado con varios mostradores de alquiler de autos, uno de información turística (vacío cuando llegué, y eso que eran las 7 de la tarde) y uno de taxis/remises. Tienen tarifas fijas dependiendo a qué zona va uno. A nosotras nos salió AR$321,98 (pesos argentinos) hasta la zona de Carmelitas, pagamos con tarjeta. Si a la vuelta tienen un vuelo bien temprano por Aerolíneas Argentinas, ni pierdan tiempo en ir antes de las 7 de la mañana, ya que empiezan a atender a esa hora por más que el vuelo salga a las 9 o antes. Nosotras fuimos con las 3 horas de anticipación reglamentarias y tuvimos que esperar sentadas mas de una hora a que el personal de AR comenzara a trabajar. De todas maneras, si no tienen equipaje para despachar, pueden hacer el check in desde las terminales autoservicio. Antes de abordar, si hicieron el self-check in, van a llamarlos a la puerta de embarque para verificar el pasaporte y listo.

Zonas
Por lo que habíamos leído antes de viajar, había dos zonas lindas para quedarse: Villa Morra y Carmelitas, donde alquilamos dos habitaciones en una casa por Airbnb [Acá mi link de recomendación que nos da crédito a quien se registre y a mi, y acá mi review del servicio]. Mas que casa era una mansión: tenía un patio gigante con pileta, cada habitación (Ann y yo nos quedamos en una, y Kyle en otra) tenía su propio baño privado -enorme- y la decoración era hermosa. Pasamos la mayor parte del tiempo en el patio con pileta, que tenía una parte techada con sillones, mesa, biblioteca y ventilador. Parte de Carmelitas me hizo acordar a Barrio Parque (Buenos Aires), con casas muy lindas y muchas garitas de seguridad en todos lados. Al ser un barrio residencial no había mucho ahí, si bien tiene cerca un "Paseo Carmelitas" (que en realidad se encuentra en Villa Morra) donde hay varios restaurantes y bares muy lindos. Pasamos en Carmelitas el finde, y el lunes, luego de que Kyle se fuera, nos mudamos con Andrea a un hotel en el barrio Ycua Sati, casi Villa Morra, sobre la avenida Aviadores del Chaco que es donde se encuentran los dos shoppings principales: Paseo La Galería y Shopping del Sol, casi enfrente uno del otro (ya hablaré de esto en un próximo post). Villa Morra además de los shoppings tiene los hoteles de renombre y muchas torres nuevas con amenities, y muchas otras en construcción. Esta parte me hizo acordar a los alrededores del Costanera Center en Santiago de Chile (aunque no tan espectacular). Nosotras nos quedamos esos dos días en un hotelito tres estrellas que canjeamos por millas del programa de United (no volamos en esa aerolínea frecuentemente, y se estaban por vencer) pero si Ud. quieren ir a Asunción (o si yo vuelvo a ir) la mejor opción es este hermoso hotel que está a pocas cuadras de los shoppings, pero en medio de una zona divina que me hizo acordar a nuestro Palermo Soho y al Meatpacking district neoyorkino, si mal no recuerdo a una cuadra del mejor café de la ciudad, y de otros restós con onda.

También fuimos al centro, a ver el famoso Palacio de los Lopez y dar una vuelta. Como era domingo estaba todo vacío. Sacando ese edificio y algunas fachadas pintorezcas (pocas) y grafittis muy bien logrados (a lo largo de dos cuadras nada más), no encontramos mucho para ver/hacer tampoco. Nos habían recomendado el Café Consulado, pero estaba cerrado el domingo.






Traslados
La mayoría de la gente se mueve en auto, y solo hay unos pocos buses/colectivos/bondis, que vi en muy pocas ocasiones, no tienen muchas paradas delimitadas, y se ven en su gran mayoría en mal estado. Alguno que otro es mas nuevo y tiene aire acondicionado, el resto no, lo cual es una gran desventaja teniendo en cuenta que hacían casi 40 grados, iban llenos, y no se movían a gran velocidad. Se pagan con monedas.

Nos manejamos bastante caminando si bien las distancias eran largas, ya que teníamos bastante tiempo libre. En una ocasión estábamos yendo al supermercado y nos encontramos con una conocida del trabajo de Kyle que se ofreció a llevarnos a destino en su auto.

Los taxis, a diferencia de Buenos Aires, generalmente no van recorriendo la ciudad en busca de pasajeros, sino que se quedan fijos en sus paradas esperando que los pasajeros vayan ahí, o bien los llamen por teléfono para que pasen a retirarlos por sus casas. Cada parada está identificada con un número y un nombre de lugar, por ejemplo un hospital o un shopping. Por ejemplo, nosotros llamamos a los taxis que se encontraban en el hospital IPS, al +59521290290. Si llegan a ver un taxi vacío, pueden probar de pararlo, una vez nos funcionó, ya que volvía vacío a su parada. Se manejan con taxímetros, cobran extra por ir a buscarnos y también por llevarnos con valijas.

A la vuelta al aeropuerto decidimos contratar un transfer desde el hotel, que nos cobró 10 dólares por persona y nos llevó a nosotras dos solas: nos salió mas económico que contratar un taxi y obtuvimos el mismo servicio.

Les recomiendo nuevamente que se bajen esta app para guiarse por la ciudad sin conexión, simplemente descargando el mapa de la ciudad antes, conectados a un wifi.

Dónde comer / comprar comida
Como les decía, en el Paseo Carmelitas hay un montón de opciones. La primera noche nosotros cenamos en Nacho Rey, un lugar de comida mexicana. Por unos AR$600 comimos los tres, con bebidas sin alcohol y propina incluída.


En los shopping hay lugares como Almacén de pizzas, donde un almuerzo de pizza grande más bebidas para dos nos salió $350 (con  entradita y propina incluída). 



En los restaurantes de Asunción, al igual que en México, uno puede incluir la propina en la cuenta, y pagar todo con tarjeta, lo cual es ideal cuando no queremos andar con dinero en efectivo encima, y tener que cambiar, etc. Solo sacamos dinero de un cajero para pagar los taxis, que no aceptan otros medios de pago. Se puede comer por poco dinero en Café Martínez o Havanna, que tienen muchísimas sucursales y varias opciones.

Si vamos a comprar los alimentos hechos o vamos a cocinar, les recomiendo dos lugares:
- El supermercado Casa Rica, "mercado gourmet" que vende alimentos hechos, tiene un sector de panificados, otro de productos sin gluten y para diabéticos, y muchos productos importados de gama media/ alta, además de los comunes que podemos encontrar en el supermercado Día. 
- La Marchante, tienda de alimentos orgánicos, congelados y plantas, que me encantó, también al estilo Meatpacking district.







Para merendar, amé dos lugares:
- El café de acá, como les decía, en la zona que se parece un poco al Meatpacking district. Este café grande, con un patio delantero con enredaderas, y uno trasero con aljibe, tiene unos escones y unas galletitas de manteca riquísimas, que sirven calentitos. Les debo el precio exacto de la merienda porque no pagué yo, era un poco más alto que el de otros lugares donde fui por un café, pero para que se den una idea los precios acá son similares a los de nuestro Palermo Soho.


- Yogurberry, una cadena de yogures helados y productos similares. Soy fan del frozen yogurt, y este es de los mejores que he probado. Es autoservicio, uno agrega los toppings y salsas que quiere y paga por lo que pesa. El mío salió AR$69,22 por ejemplo.


La verdad es que este viaje fue una grata sorpresa, yo tenía una idea muy distinta sobre lo que podía ser Asunción, pero encontré una ciudad en pleno crecimiento, con lugares muy disfrutables para el turista que va en plan relax. Generalmente no es el viaje que yo hago, sino que apunto a algo más lowcost (hostel, transporte público, pocas comidas en restós) pero aprovechando que iba a quedarme muy poco y que nuestro cambio nos es favorable, me di todos los gustos. En el próximo post les hablaré un poco de las compras que se pueden hacer allí, por si les interesa.

¡Que tengan una muy buena semana!

2 comentarios:

  1. por lo que contas del aeropuerto me re hace acordar al de porto seguro!!
    No me hubiese pintado particularmente asuncion, pero ahora me diste ganas de ir a conocer!!!! Quiero!
    beso gigante, que termines bien este domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Podés ir aprovechando las ofertas aéreas que salen desde Asunción! Te quedas uno o dos días para ver la ciudad, y después seguís viaje.
      ¡Que tengas un hermoso domingo vos también! :D

      Eliminar