lunes, 23 de abril de 2018

Un lugar mágico, la Casa Batlló en Barcelona [Gaudí]

Hoy es el día de San Jordí y eso me motivó a dejar de postergar el contarles mi visita a la Casa Batlló, no sólo porque sus balcones hoy están recubiertos de rosas por esta festividad, sino porque la leyenda del patrono de Cataluña es la protagonista de este (re)diseño de Antoni Gaudí. 





La Leyenda de Sant Jordi


La leyenda explica que hace mucho tiempo, en Montblanc (Tarragona) un feroz dragón capaz de envenenar el aire y matar con su aliento, tenía atemorizados a los habitantes de la ciudad. Los habitantes, asustados y cansados de sus estragos y fechorías, decidieron calmarle dándole de comer a una persona al día que se elegiría por sorteo. Después de varios días, la mala suerte le tocó a la princesa. Cuando la princesa abandonaba su hogar y se dirigía hacia el dragón, un caballero llamado Sant Jordi, con brillante armadura y caballo blanco, apareció de repente para ir a su rescate. Sant Jordi alzó su espada y atravesó al dragón, liberando por fin a la princesa y a los ciudadanos.De la sangre del dragón brotó un rosal con las rosas más rojas que jamás se habían visto. Sant Jordi, triunfante, arrancó una rosa y se la ofreció a la princesa.

Celebración de rosas y libros

El 23 de abril las calles de ciudades y pueblos se abarrotan de gente y de puestos de venta de libros y rosas. Se trata de celebrar la festividad del patrón de Cataluña y de recordar esta tradición basada en el amor y la cultura.
Regalar rosas es lo más significativo de esta festividad. Cualquiera puede hacer esta ofrenda, aunque como dicta la tradición es el hombre quien debe entregarle una rosa a su amada. Según cuenta la leyenda, Sant Jordi salvó a su princesa matando al dragón de cuya sangre brotó un rosal. Es por eso que algunos la consideran el San Valentín catalán, porque se dice que Sant Jordi es, por excelencia, el patrón de los enamorados en Cataluña.
Además, el 23 de abril es el Día Mundial del libro promovido por la UNESCO en 1995. Es por ello que en este día, además del intercambio de rosas, regalar libros es la forma de conmemorar una de las tradiciones más arraigadas dentro de la cultura catalana. Cabe añadir que se ha convertido en un clásico conseguir las últimas novedades literarias, ediciones especiales o la firma y dedicatoria de tu autor preferido 

El edificio

Originalmente, el edificio fue construido en 1877 por Emilio Sala Cortés (uno de los profesores de arquitectura de Gaudí), cuando en Barcelona todavía no había luz eléctrica. En 1903 lo adquirió D. Josep Batlló y Casanovas, un industrial textil propietario de varias fábricas en Barcelona y destacado hombre de negocios. Batlló concedió total libertad creativa a Antoni Gaudí, encargándole unas obras que en principio consistían en derribar el edificio. Sin embargo, gracias la audacia de Gaudí, se descartó el derrumbe de la Casa, llevando a cabo una reforma integral entre 1904 y 1906.
La mítica leyenda de Sant Jordí está representada en Casa Batlló a través de la fachada y en dos espacios concretos de su interior.


[Toda esta info la saqué de la página oficial]
Y dejenme ahora contarles brevemente mi visita.

Al entrar me dieron una tablet con auriculares, que no solo tenía un audio de visita guiada con la historia del lugar y algunas curiosidades, sino también momentos de "realidad aumentada", que al poner el dispositivo delante de la parte del edificio indicada, nos mostraba cosas que no quiero spoilearles pero les aseguro que son muy copadas. 

Pero la mejor parte es el edificio en sí. Desde el momento que entré, mientras lo fui recorriendo, subiendo las escaleras, viendo cómo la luz del día influía en el diseño, y sobre todo cuando salí a la terraza, que justo coincidió con la puesta del sol, me sentí en un lugar mágico. No puedo explicarles con palabras lo increíble que es estar en este lugar, porque las palabras no le harían justicia. No me imagino lo genial que tiene que haber sido para sus sucesivos propietarios vivir ahí. A mí en una hora y pico de recorrido me llevó a un estado de contemplación que pocas veces viví en mi vida. Cuando vuelva a Barcelona sin dudarlo voy a repetir la visita, y les aconsejo que no se la pierdan si viajan a esta ciudad.


[Está la opción de sacarse una foto profesional,
yo no salí muy favorecida pero me la llevé igual 😜]

Acá pueden ver los horarios, tipos de entradas y precios. Les recomiendo que aprovechen para comprar la entrada por internet, ya que así ahorran tiempo y dinero: la entrada online en éste y todos los edificios Gaudí Salen más baratas que adquiriéndolas en taquilla. Eso es lo que hice yo, e ingresé mostrándola en mi celular. 


Uds. ¿visitaron la Casa Batlló u otra obra de Gaudí? ¡Cuenten!

4 comentarios:

  1. Hola, no tenía idea de esa historia en relación a la casa Battlo. Solo la ví desde afuera ya que estuve tres días en Barcelona y no recuerdo por algún motivo no entramos. Si visitamos Park Güell que fue uno de mis sitios preferidos ese viaje. Me encantó conocer el relato de Sant Jordi.
    Saludos viajeros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos edificios que vale la pena visitar, y uno termina teniendo que elegir unos por sobre otros. Yo no entré a La Pedrera (Casa Milá) porque no me daba el presupuesto ni el tiempo para todo.
      Tendremos que volver a Barcelona :p

      Eliminar
  2. Que hermoso lugar Noe! Y me gusto la historia detrás de la renovación.
    Te mando un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro besote para vos Naty! Espero que llegue hasta Mérida! :D

      Eliminar