viernes, 8 de abril de 2016

Visitando los estudios Cinecittá [Roma]: "la fábrica de los sueños desde 1937"



Quizás piensen que, teniendo el Coliseo o las Catacumbas, ir a Roma para ver unos estudios de cine no valga la pena. Yo lo hice el último día de mi estadía en Italia, después de haber pasado por todos los atractivos turísticos e históricos clásicos, buscando algo distinto que hacer. Y terminó siendo una de las cosas que más disfruté en esta ciudad. 

Acá tienen los precios de las entradas y los horarios de las visitas guiadas al set. Cinecittá tiene dos atractivos: la muestra, de objetos e historia del cine y de los estudios por un lado; y la visita guiada a los sets -que no se pueden visitar por cuenta propia- por el otro. Los tours son en italiano o en inglés -dos veces al día-. Particularmente, recomiendo tomar el de las 11.30 de la mañana -dura poco menos de dos horas-, parar en el café de Cinecittá a almorzar -tiene menúes accesibles, por 9 o 10 euros incluyendo bebida y postre- y después recorrer los edificios que contienen la muestra con tiempo, para poder detenerse a ver el material audiovisual que proyectan. En mi caso, como tenía que irme al aeropuerto temprano, casi no pude dedicarle tiempo a la muestra.





Los estudios Cinecittá fueron creados en los años 30, ideados por Mussolini, con la idea de generar material de propaganda y competir con los estudios de Hollywood. Más de 3.000 películas fueron rodadas acá -entre ellas la icónica "La dolce vita", la famosa "Bellísima" con Ana Magnani o la simpática "Vacaciones en Roma" con Audrey Hepburn- y su historia tiene varios giros: en los años 40 fueron tomados por los nazis y usados como campos de concentración; más tarde fueron bombardeados por los aliados, y luego utilizados como refugio tras la liberación de Roma. En los años 50, finalizada la segunda guerra mundial, los estadounidenses invirtieron en este lugar, que ganó el sobrenombre de "Hollywood sobre el Tíber", y aquí filmaron grandes películas a lo largo de los años -sobretodo en la década del 50-, como Ben Hur, Gladiador o Pandillas de Nueva York más tarde. En la actualidad estos sets se utilizan mayormente para comerciales, series de televisión -desde "Roma" para HBO, hasta la versión italiana de Gran Hermano- o documentales, si bien también algunas partes de películas de grandes presupuestos pueden llegar a grabarse acá, como Zoolander 2, por ejemplo, y otras ambientadas en Roma / Roma imperial. En los 90 se privatizaron estos estudios, y recientemente fueron abiertos al público como atracción turística.



Visitamos primero el set cubierto nº 5, mítico por el hecho de que Federico Fellini vivió acá (si, en el estudio). Dentro, estaban desarmando un escenario de nieve.






Seguido, fuimos a los escenarios exteriores, primero al más antiguo, el de Roma. Particularmente, no podía creer que esa pequeña ciudad que tenía frente a mis ojos estaba hecha de fibra de vidrio, y sonaba hueco cuando la golpeé suavemente con un nudillo. 





Después pasamos por un que emulaba ser Israel, pero del que no se podían tomar fotografías por cuestiones de derechos de autor: todavía estaban grabando allí. Así se veía desde afuera, colindante con una parte del set donde se rodó Pandillas de Nueva York:



En primer plano Elena, nuestra guía.

Más del set de Pandillas de Nueva York:



A un costado, había una pileta enorme, con un croma atrás, donde se falsean escenas de mar. Acá se grabó Ben Hur, por ejemplo. Foto actual:


Foto del set armado para la película:



Los sets, en su mayoría, mantienen su estructura principal, y van variando detalles. Esta fachada, por ejemplo, fue utilizada en un montón de producciones:




Al igual que estos escenarios, que fueron -y siguen siendo- utilizados para escenas medievales o de western, entre otras:





No podía dejar de sorprenderme el trabajo de las 200 personas que diariamente se dedican a esto. Cuando fui, estaban también desarmando un set donde se había grabado una publicidad de Chanel:



Cierro el post acá porque se está haciendo muy largo, pero vuelvo a aconsejarles que no dejen de visitar todo el complejo si tienen la oportunidad. La muestra, donde se puede ver una enorme colección de vestuario de todas las épocas, material audiovisual, y otros objetos, vale la pena también, y el café de Cinecittá y la tienda de recuerdos también merecen una visita.


¿Han estado acá, o en otros estudios? ¿Que le parecieron?

4 comentarios:

  1. que lindo! Me siento muy poco culta, poruqe hasta tu post anterior ni siquiera sabia que existia este lugar xD y eso que me intereso siempre la 2da guerra mundial, y como surgio el tema de la propaganda en peliculas. Me parece interesante! Pero aun asi, no sabia nada de cinecitta xD Soy lo peor
    buen findeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no es tan conocido! no por gente que no está en el medio. Por ej, yo no sabía que en Francia tenían uno similar: Cité du cinéma! Me lo contó un británico. De hecho, mientras que cinecittá se describe como "el Hollywood sobre el Tíber", cité du cinéma dice ser "el Hollywood sobre el Sena" :o

      Eliminar
  2. Yo tampoco sabía de la existencia de este lugar! Pero tenemos a la experta acá para desasnarnos. Me encantó y espero poder visitarlo algún día.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii, tenés que ir Ana, te va a encantar :D

      Eliminar