lunes, 11 de enero de 2016

"After Christmas/Holidays Sale" : descuentos en las fiestas

Warning: este es un "post minitah"!

Seguramente todos saben del "black friday": esas rebajas infernales en las que la gente compra cosas que no necesita con una rebaja de hasta el 80% del precio original. Hay que decirlo: las rebajas en Estados Unidos son de verdad, no como las nuestras. Y los estadounidenses consumen como si no hubiera un mañana: es su cultura, y se nos puede llegar a "contagiar" un poco estando allá en Nueva York.




Estas son las fechas de descuentos, tanto en tiendas como online:
- Mediados de febrero: President Day -es el tercer lunes de febrero, las rebajas se hacen en esos días-
- Finales de mayo: Memorial Day -es el último lunes de mayo, pero las rebajas se extienden unos días antes y unos días después-. Se recuerda a los soldados caídos en combate, pero los estadounidenses, de alguna forma, lo convirtieron en una ocasión para comprar barato. Yo compré -online- con descuento mi New York pass en estas rebajas. Ya hablaré del New York pass.
- 4 de julio los estadounidenses celebran su independencia ... comprando, obvio.
- Primer lunes de septiembre: Labor day, algo así como el día del trabajador. Y celebran que tienen trabajo... gastandose todo, claro.
- A mediados de octubre: Columbus Day, el Día de la raza en todos los demás países. Si, adivinaron, acá también hay rebajas.
- A principios de noviembre: Black Friday y consiguiente Cyber Monday. El cuarto jueves de noviembre es Thanksgiving, o Día de acción de gracias. Ese día se come como si no hubiera un mañana. Al día siguiente, se compra. Se considera que el Black Friday se "inaugura" la temporada de compras navideñas.
- 26 de diciembre al 2 de enero: After Holidays' Sales: acá se rebaja todo lo que no se vendió para navidad. La excusa perfecta para comprarme auto-regalos de cumpleaños.



Cuando planeé el viaje a NY, me entusiasmó saber que iba a estar allá para una de las rebajas importantes. No viajé por eso, sino escapando de las fiestas en Buenos Aires -40 grados, cortes de luz, etc-, pero las rebajas eran algo que quería ver. Así que me reservé el 26 para compras y minitud.

No, no fue una gran idea realmente. Si bien conseguí cosas muuuuy rebajadas, había tanta gente que casi no pude mirar nada. Es muy cansador este tipo de eventos, considerando que una tiene que cargar no solo con las compras, sino con todos los abrigos, ya que mientras afuera puede hacer temperaturas bajo cero, los shoppings están hiper calefaccionados. Ni hablar del tener que ponerse y sacarse los abrigos todo el tiempo. Y no, no fui la única que se agendó ese día para las compras.

Les cuento acá un poco de las compras del After Holidays Sale, y después en otro post de los outlets disponibles durante todo el año en pleno Manhattan, que me parecieron una mejor opción de compras.




Sobre el sales tax (impuesto)

Tengan en cuenta que TODOS los precios que ven en Nueva York –desde un combo en Mcdonalds hasta un adornito de navidad en cualquier tienda- no incluyen el “tax”, eso se le suma después. Es como si nosotros fuéramos al supermercado y en las góndolas figurara el precio “sin IVA” y tuviéramos que calcularlo mentalmente para saber el precio a pagar, que va a estar en el ticket final. Lo sé, es poco práctico y no tiene sentido, pero los estadounidenses se manejan así. El tax es distinto en cada ciudad, y en Nueva York es de % 8,875 para casi todo. La indumentaria y el calzado que cuesten menos de US$ 110 (cada producto) están exentos de este impuesto.




Macy’s

Macy’s tiene varias tiendas. La más grande de ellas tiene 9 pisos y muuuuchos metros cuadrados. Tantos, que es promocionada como “la tienda más grande del mundo”.






Fui más que nada tentada por el descuento del 10% para turistas. Se saca en una máquina en el entrepiso de la izquierda. Yo había leído en internet que era válido únicamente para el día, pero el papel dice que lo es por un mes. Igual no lo pude aprovechar porque no era acumulable con los descuentos del After holidays’ sale. Pero si Uds. van fuera de la época de rebajas, les puede ser útil.



Toda la planta baja es de cosméticos –con el mismo estilo del Falabella de Florida y Perón-, y la pasamos de largo porque teníamos planeado ir más tarde a Sephora. El entrepiso tiene un Starbucks con mesas y sillas –el único, los demás son solo mostradores para llevar-, así que si quieren sentarse a descansar y tomar algo, ese es el lugar. En cada piso hay un lugar para comprar comidas/bebidas, la mayoría no tiene donde sentarse.


Amén


El segundo piso correspondía al calzado. Lo más rebajado estaba en salas donde los zapatos estaban ordenados en estantes, por talle. Era un caos, todo estaba mezclado, y adentro había más gente de la que realmente entraba, por lo que desistí enseguida.


Subí y me puse a ver ropa. Algunas marcas de indumentaria tenían presencia en varios pisos –con distintas prendas-, como Ralph Lauren  y Calvin Klein. Los probadores eran pocos, uno por sector, por lo que había que tener paciencia. Otras marcas tenían “locales”, más cerrados, en vez de puestos abiertos como la mayoría de las marcas: por ejemplo, Tommy Hilfiger. Para que tengan una referencia: me compré un jean azul, básico, de Ralph Lauren a US$ 41,25 [rebajado de US$ 165] y un buzo con cuello bote azul de Tommy Hilfiger a US$ 29,81 [cuyo precio original era US$ 79,50]. Mi mejor amiga pagó algo así de US$ 17 por un sweater gris, con un detalle en metal, de Calvin Klein. Había cosas baratas y otras no tanto, es cuestión de buscar.


En el octavo piso estaban los electrodomésticos de cocina y la vajilla. Por US$ 89 + tax podría haber comprado la licuadora Kitchenaid de mis sueños… pero venía para enchufar a 110V. No tenían transformadores, y el vendedor me dijo que, aunque tuviera el transformador, no me aconsejaba que comprara un producto de esa marca y le agregara un transformador, que me convenía adquirir uno seteado para 220V de fábrica. Que en algunos lugares, como en Queens, las vendían. No tenía tiempo para buscarla, así que me vine con las manos vacías. Tengan en cuenta la cuestión del voltaje si van a comprar electrónicos o electrodomésticos en el exterior. 



Victoria’s secret

Enfrente de este Macy’s hay un Victoria’s Secret gigante de varios pisos. Entré, no tenía ninguna oferta, sino la misma que ofrecen en los free-shops: 3 bombachas por US$ 33 –tres de las que están marcadas bajo esta oferta, que son lisas o con un estampado sencillo-. O sea, como 500 pesos por tres bombachas de algodón hechas en China. Lo que si vale la pena son los 3 productos –a elegir, exfoliante, crema o “butter” en distintos aromas- por US$ 30, que también ofrecen en algunos free-shops.


En la 5ta Avenida –n° 115- hay otro Victoria’s secret: este es al que tienen que ir, acá están los descuentos. Tenía un cartel afuera promocionando su “semi-annual sale”. El otro debe ser hacia mediados de año, ¿para el 4 de julio quizás?. También tienen productos de la temporada, sin rebajas. Lo rebajado está en el centro del local –enorme, ubicado en una sola planta-. Hay canastas, separadas por talles, con bombachas desde US$ 3,99 y soutienes desde US$16,99. En promedio, las bombachas salen US$7 y los soutienes US$32, aunque también hay precios más caros. Me quedé encantada con la atención, hay muchachos ordenando todo y dispuestos a ir a checkear un precio a la caja, volver, y avisarte, y chicas, con centímetros en mano, que están para definir tu talle. Como les decía, está en la 5ta avenida, yo fui dos veces: si están cerca pasen, van reponiendo mercadería todos los días. Van a darse cuenta que están cerca cuando vean muchísimas mujeres con bolsitas rosas que dicen “sale”.



The Body Shop

Entré de pasada, tenía cosas rebajadas al 50%, productos individuales y sets de regalo. Además, una puede adquirir la tarjeta de puntos para acceder al 10% de descuento extra en todas las compras. La tarjeta de puntos no es gratis, sale US$10, y te da, además del descuento en todas las compras, un descuento de US$10 el día de tu cumpleaños. Justo era mi cumpleaños ese día, por lo que la compré y recuperé en la primera compra los US$10 que me costó, además de tener el descuento del 10% para mis compras –y las de mi mejor amiga, también se la tomaron para su compra-. 


Muchas tiendas –por no decir todas- tienen programas de puntos y de fidelización de clientes. Si hay algún lugar en el que les interese comprar bastante, les recomiendo que averigüen antes sobre estos beneficios. Por ejemplo, yo me perdí el café gratis de Starbucks por mi cumpleaños, por no tener la tarjeta de puntos. Después en una compra me vino "de regalo" una gift card con US$5, que registre a mi nombre. Días después me acreditaron un café gratis extra por haberme dado de alta, pero yo ya no estaba en EEUU :(




Starbucks

Después de navidad, empiezan a rebajar todas las tazas y café y galletas envasadas. Este descuento es progresivo: el 26/dic –si no me equivoco- compré una taza de cerámica “para llevar” hermosa, estilo “American  tattoo” rebajada de US$ 20 a 15. Unos días después, esas tazas térmicas estaban a US$ 10 – si, ya no quedaban todos los modelos, pero en algunos locales todavía tenían-. 



Sephora

Habiendo visto los super descuentos que ofrecían en la venta online, fui al local de la 5ta avenida esperando algo similar. No, nada de descuentos, solamente una pequeña parte de una góndola decía “sale” y con poquitas cosas que no eran interesantes, con descuentos mínimos. No conseguí nada con descuento ni en este ni en otros Sephora por los que estuve de paso en distintos puntos de la ciudad.

Este local es "especial" porque una puede reservar en su página un turno para ser maquillada, “gratis”, con la compra de US$ 50 dólares o más. Esta experiencia me encantó, la chica que me tenía en sus turnos no solo me desmaquilló, hidrató la piel y maquilló, sino que me enseñó algunos trucos y me probó un corrector de ojeras milagroso, que compré junto a otras cosas que había elegido de antemano. También me preparó muestras de algunos productos que usó en mí, para que los pruebe durante un tiempo. A mi mejor amiga la maquillaron y ayudaron a encontrar la base de maquillaje perfecta para ella, gracias a un aparatito que tienen, con el que sacan “foto” de 3 zonas distintas de la cara, que define el color de piel y recomienda distintas marcas y consistencias. La cosmetóloga, dependiendo del tipo de piel y la cobertura deseada, reduce estas opciones a dos o tres, que te prueba. Cuando terminan con el maquillaje y la asesoría, y una ya sabe que va a llevarse, la hacen pasar por una caja rápida, sin hacer colas. En fin, buenísima la atención, aunque sin estos turnos ni vale la pena ir. Sephora tiene mejores ofertas y precios en otros países, o bien online. 


En síntesis:

Después de haber entrado en varios lugares y haber visto la cantidad de gente que fue a aprovechar los descuentos, recomiendo –a menos que se tenga mucho- no perder tiempo en locales físicos, sino hacer compras online: allí están las mejores ofertas. Yo no me estaba quedando en un hotel, ni muchos días, pero si Uds. sí, les conviene comprar por internet y mandarse las cosas al hotel –averigüen primero que el establecimiento en el que estén no les cobre un extra por este servicio o por el almacenaje de los paquetes, y cuánto tardan en llegar los paquetes- . Volvería a pasar por el local de Victoria Secret y por el de The Body Shop, ya que fue bastante rápido y los descuentos valieron la pena. También recomiendo –en vez de ir a tiendas como Macy’s en temporada de rebajas- ir a las tiendas que son outlet todo el año. Voy a escribir sobre esto en el próximo post.

2 comentarios:

  1. Descuentos!!! Descuentos reales!!!!! Ah!!!
    Excelente toda la info para ir de shopping. Me encantó lo de Sephora y el make up gratis.
    Me encantan estos posts!!!
    Saludos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el nuestro es uno de los pocos países donde los descuentos, las muestras gratis y la atención al cliente son un chiste :/
      hay que aprovechar cuando se viaja! saludos =)

      Eliminar