miércoles, 16 de agosto de 2017

De paseo en Buenos Aires: Pastelería francesa: Le moulin de la fleur

La primera vez que fui a París me quedé ahí una semana, y volví con 4 kilos más. Hay algo en la pastelería francesa (¿mucha manteca?) que la hace distinta, adictiva. Pain du chocolat, croissants, eclair, tarta tatin, sableé, y un innumerable etcétera de cosas ricas hacen que sea hiper mega fan de las boulangerie, patisserie, crêperie, ¡las amo a todas!


Si bien actualmente hay muchas en Buenos Aires, de las que soy asidua clienta, Le moulin de la fleur fue la primera a la que fui. Tienen dos locales, uno en Pueyrredon 1824, Recoleta, y otro en Talcahuano 888, en el centro.

                            [soundtrack]



[imágenes tomadas del Facebook de la empresa]


El local de la avenida Pueyrredon es grande y "coqueto" mas allá de sus paredes pintadas de forma más descontracturada. Generalmente voy temprano para no tener que esperar demasiado por una mesita, ya que, como pueden imaginar por la zona en la que se encuentra, va mucha gente. Suele ser frecuentado por señoras en su mayoría, vecinas de Recoleta.

Todas las veces que fui me atendieron distintas personas, todas extranjeras, y ninguna francesa, al contrario de lo que uno puede imaginar. Una vez, por el acento que no llegaba a adivinar, le pregunté a una chica de dónde era originaria. Era de Nueva Zelanda.




El otro día, por primera vez, visité el local de la calle Talcahuano y me en-can-tó. Es chiquito, muy íntimo, cuenta con unas tres mesas, y está más pensado como un lugar donde comprar cosas para llevar. De hecho, mientras merendé ahí, algunas personas compraron "to-go", pero nadie se quedó. Esto es lo que pedimos:




A la izquierda un sablée de chocolate amargo con frutos rojos y chocolate blanco arriba, y a la derecha mi elección: un cheesecake de maracuyá, a continuación desde otro ángulo :P




Desde ya que este cheesecake es mi recomendación nº 1, eso sí, para compartir, porque es una bomba. De más está decir que después de esta merienda ni cené. A veces tienen una versión más chica de las tortas, lo cual es una muy buena idea. 




Además de mi té preferido, Vainilla Black, me encanta una factura que se llama moulin y tiene durazno. Su pain du chocolat es bueno, pero no el mejor que he probado. Para darles una referencia de los precios, el té sale $47, y las tortas como el cheesecake y el sableé van de $140 a $175 aprox., y los valen completamente.



Uds., ¿son fans de la pastelería francesa? 
¿Tienen alguna recomendación de algún local para dar?

6 comentarios:

  1. Que rico!!! No las conocia pero por la zona en la que estan seguro pase varias veces. Tendre que ir a probar esa cheescake! Gracias por el dato!! ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante cerca de tu casa, no tenés excusa!
      ¡Que tengas un hermoso día Naty! :D

      Eliminar
  2. yo me acuerdo cuando fuimos!! el local es precioso, al menos el de recoleta! Y muy coqueto ;D ahora quiero conocer el otro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me re gusta el de Talcahuano, vayamos un día después del trabajo =)
      XOXO

      Eliminar
  3. Como me rompían las guindas Sr Novio con las patisseries francesas! No me fascinaron... como mencionas el tema de la manteca es interesante. Demasiada manteca a mi gusto.
    Tenés idea si tienen opciones para celíacos?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buen día Ana!
      Les pregunté por mensaje privado y me clavaron el visto, así que asumo que no xD
      ¡Que tengas una muy buena semana! :D

      Eliminar